Servicio de Alimentos y Nutricion
InicioQuienes SomosNoticiasAyudaContactenosIngles

 

 

 

  Noticias
 
 

DEPARTAMENTO DE AGRICULTURA DE LOS ESTADOS UNIDOS
Servicio de Alimentos y Nutrición

Declaración de Eric M. Bost, Subsecretario para
Alimentos, Nutrición y Servicios al Consumidor
Ante el Comité de Educación y la Fuerza Laboral de la Cámara de Representantes
7 de octubre de 2003

Buenas tardes Sr. Presidente y Miembros del Comité. Soy Eric Bost, Subsecretario para Alimentos, Nutrición y Servicios al Consumidor (FNCS) en el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA). Aprecio esta oportunidad de estar aquí con ustedes una vez más mientras estudian el programa de asistencia nutricional con alimentos básicos y contemplan cómo este vital programa puede ser mejorado en lo que a su relación con el Programa Nacional de Almuerzos Escolares (NSLP) se refiere. Como saben, el proceso de reautorización de Nutrición para Niños da a la Administración y al Congreso la oportunidad de apoyar a las escuelas locales, los padres y las comunidades para crear un entorno nutricional que valore y fomente la salud de nuestros niños.

El Departamento de Agricultura está muy orgulloso de sus programas de alimentos básicos y del papel que juegan los mismos en el suplemento y apoyo de otros programas de asistencia nutricional. Los alimentos básicos de USDA se utilizan en comidas escolares en más de 98,000 escuelas en todo el país. En el Año Fiscal 2003, USDA proporcionó a las escuelas más de $705 millones en derechos a alimentos básicos y $79 millones en alimentos básicos adicionales para sus programas de comidas escolares. A nivel nacional, todos los días se sirven más de 28 millones de almuerzos en el Programa Nacional de Almuerzos Escolares. Por supuesto, los programas de alimentos básicos son tan importantes para las granjas como para los ranchos norteamericanos porque proveen al Departamento un método de estabilizar los mercados agrícolas.

Me gustaría comenzar el día de hoy haciendo unos cuantos comentarios sobre los aspectos nutricionales de nuestros programas de comidas escolares. Se ha prestado considerable atención al contenido de grasa, sodio y azúcar de estas comidas. Deseo asegurarle al Comité que ese aspecto continúa siendo una preocupación nuestra. El Departamento ha revisado y modificado las recetas, las especificaciones de los alimentos básicos y otros materiales que apoyan el cumplimiento con las Pautas Alimenticias para los Norteamericanos.

USDA ha trabajado con escuelas para alinear más estrechamente las comidas que sirven con las Pautas Alimenticias. Hoy en día, más del 80 por ciento de las escuelas de NSLP ofrecen comidas que concuerdan con la buena salud. Hemos trabajado arduamente para mejorar la calidad, la variedad y el contenido nutritivo de los alimentos básicos que proveemos a las escuelas, y continuaremos haciendo mejoras en el futuro. Al mismo tiempo, estamos animando firmemente a las escuelas a ofrecer más opciones nutritivas a los alumnos y estamos proporcionando a los trabajadores de servicios de alimentos la capacitación y la asistencia técnica para ayudarlos a preparar comidas más nutritivas y apetitosas.

Como muchos de ustedes recuerdan, en la década de 1990 el Departamento se percató de una brecha cada vez más grande entre la manera en la que entregábamos nuestro apoyo de alimentos básicos a las escuelas, y la manera en que los estados, las escuelas y la industria podrían producir, entregar, almacenar y servir productos de calidad más eficaz y seguramente. Pedimos a nuestros socios de la industria y las agencias estatales y locales que nos dieran sus sugerencias para identificar cómo podíamos cerrar esta brecha, y combinamos estas recomendaciones con las nuestras en un informe titulado “Distribución de Alimentos 2000” (“Food Distribution 2000”), el cual usamos como plan para hacer cambios.

Reconocimiento y respuesta a un reto

El Informe de Distribución de Alimentos 2000 identificó muchas maneras mediante las cuales el programa de alimentos básicos de USDA para las escuelas era demasiado pesado y sobrecargado de obstáculos. Los pedidos de alimentos básicos eran manejados por siete oficinas regionales distintas, en lugar de centralmente por las oficinas principales del Servicios de Alimentos y Nutrición de USDA. Los pedidos se hacían por escrito, no electrónicamente.

El programa del Departamento estaba significativamente fuera de ritmo con las prácticas comerciales. Se requería que los vendedores usaran etiquetas de USDA en los alimentos básicos, lo que conllevaba operar líneas de producción separadas sin productos intercambiables. El Departamento requería que los estados y las agencias beneficiarias mantuvieran inventarios separados para los productos de USDA y que los separaran del conteo de productos comerciales. Las especificaciones para los alimentos básicos de USDA a menudo diferían de las especificaciones utilizadas comúnmente para productos comerciales. El proceso de contratación de vendedores - otorgamientos de contratos a corto plazo al precio más bajo - hacía que USDA fuera el cliente de última opción y creaba productos y servicio de calidad inconsistente e impredecible.

Entre otros asuntos claves abordados en el informe se incluyen cómo las agencias de USDA podían coordinar mejor sus esfuerzos, mejorar los protocolos de seguridad de los alimentos y promover el consumo de frutas y verduras frescas.

Me complace informar que USDA abordó cada una de las inquietudes presentadas en el Informe de Distribución de Alimentos 2000, tomó acción y ya ha puesto en práctica la mayoría de las recomendaciones del Informe, algunas de las cuales me gustaría compartir con ustedes esta tarde.

Hacer que los programas de alimentos básicos respondan mejor a las necesidades de los clientes

Para que nuestros programas de alimentos básicos respondan mejor a nuestros clientes, USDA puso en práctica un sistema de pedidos de alimentos básicos basado en Internet denominado el Sistema Electrónico de Pedidos de Alimentos Básicos (ECOS). Este nuevo sistema provee mayor acceso, velocidad y transparencia al proceso de distribución de alimentos a nivel federal, estatal y de agencia beneficiaria. Ahora los estados pueden hacer, cancelar o modificar sus pedidos de alimentos en línea, lo que anteriormente se hacía mediante transacciones en papel. Planificamos introducir el sistema en las escuelas, a opción de los estados, comenzando el año que viene.

Alinear los programas de alimentos básicos con prácticas comerciales

Para alinear mejor nuestros programas de alimentos básicos con las prácticas comerciales, ahora USDA:

  • Permite que los vendedores usen etiquetas comerciales en los alimentos básicos de USDA en lugar de etiquetas de USDA;

  • Permite que las agencias beneficiarias mantengan expedientes únicos de su inventario, en lugar de requerir contabilidad separada de los alimentos básicos de USDA y los productos comerciales; y

  • Repasa todas las especificaciones de los alimentos básicos de USDA y las mejora/modifica cuando es posible, para alinearlas mejor con las especificaciones comerciales.

Revisamos los reglamentos para permitir sustitución completa de todos los alimentos básicos, a excepción de las carnes de res y cerdo, y poca sustitución de productos avícolas. La sustitución permite que los procesadores tengan más flexibilidad para programar la producción. Mediante el uso del Programa de Rendimiento Estándar, ahora las escuelas pueden obtener distribución uniforme de los alimentos básicos y las compras comerciales.

También iniciamos contratos a largo plazo para ciertos alimentos básicos, incluyendo el queso, algunas frutas, pollo congelado y productos de pavo. Este método de adquisición aporta consistencia y previsibilidad al programa de alimentos básicos. También se están ensayando contratos por “el mejor valor de compra” en lugar del “costo más bajo” para enfocarnos en la calidad general de los productos y el servicio.

Mejorar los protocolos de seguridad de los alimentos

Para garantizar que los alimentos básicos que ofrecemos a las escuelas sean seguros y nutritivos, todas las especificaciones de productos de carne y aves se revisan y/o se modifican en consulta con el Servicio de Inspección de Seguridad de los Alimentos del Departamento (FSIS).

Los proveedores de carne molida deben operar bajo nuevos protocolos de control de procesos parecidos a los requeridos por los compradores comerciales de carne molida en gran volumen.

USDA también ha establecido y puesto en práctica procedimientos por escrito y fechas límites para resolver suspensiones y/o retiros del mercado de alimentos básicos, que resulten de preocupaciones relacionadas con la seguridad. Esta iniciativa reduce el tiempo de suspensión de los alimentos básicos, remueve rápidamente los productos de las escuelas y otros centros de distribución, y acelera el reemplazo/reembolso de los productos. Como con otras iniciativas de Distribución de Alimentos 2000, éste fue un esfuerzo conjunto de FNS, el Servicio de Mercadeo Agrícola (AMS), la Agencia de Servicios Agrícolas (FSA) y FSIS.

Promover el consumo de frutas y verduras frescas

Como muchos de nosotros aquí recordamos de nuestras propias épocas de educación, el Programa Nacional de Almuerzos Escolares de las décadas de 1950 y 1960 servía casi exclusivamente frutas y verduras enlatadas y, de conformidad con los gustos y los conocimientos de nutrición de la época, a menudo venían sazonados con bastante sal y almíbar. Desde esa época, y de conformidad con nuestras Pautas Alimenticias, hemos establecido normas mucho más saludables para las frutas y las verduras enlatadas que ofrecemos en nuestros programas de nutrición. Las especificaciones de sodio para las verduras que ofrecemos a las escuelas constituyen la cantidad mínima posible que garantiza el buen sabor de los productos. Las frutas enlatadas se empacan en jugo natural o almíbar ligero.

Recientemente, el Departamento inició un esfuerzo importante para aumentar y fomentar la compra y el consumo de frutas y verduras frescas para el programa de almuerzos escolares.

USDA se ha asociado exitosamente con el Centro de Suministros del Departamento de la Defensa (DoD) en Filadelfia para entregar productos frescos de alta calidad a los niños de escuela y las tribus indígenas. Bajo este programa, las escuelas participantes a nivel nacional piden productos frescos directamente de los vendedores principales del DoD. En el Año Fiscal 2003, USDA compró $50 millones en productos frescos para las escuelas, y el programa comprobó ser muy popular en los 41 estados que participaron en él el año pasado.

Mejorar la coordinación interagencial de USDA

El programa de Distribución de Alimentos 2000 ha sido un esfuerzo colectivo y sin antecedentes de las cuatro agencias de USDA. En colaboración, FNS, AMS, FSA y FSIS han forjado una alianza para eliminar las barreras interagenciales y colaborar para lograr cambios estructurales importantes a estos programas de alimentos básicos que administra nuestro Departamento. El éxito de estas iniciativas de mejora para alimentos básicos se debe al compromiso, el apoyo y el considerable esfuerzo hechos por cada agencia a todo nivel.
El día de hoy me enorgullece anunciar que una de nuestras metas de alianza interagencial ha tenido como resultado la creación de un sitio de Internet único para USDA denominado Red de Alimentos Básicos (Commodity Food Network - CFN). Este sitio de Internet - que comenzará a funcionar “en vivo” esta tarde - permite que nuestros clientes vayan a un portal único para todas sus necesidades del Programa de Alimentos Básicos de USDA. Es un recurso electrónico del gobierno diseñado para proveer un tesoro de información sobre la compra y la distribución de alimentos básicos de USDA. Este portal combina recursos e información de las cuatro agencias, y de otros socios de la red de distribución de alimentos básicos, en una “tienda única” para nuestros clientes. Ya no es necesario comprender el papel particular de una agencia de USDA para poder obtener información sobre alimentos básicos.

El sitio de Internet permite que escuelas, lugares de alimentación en la comunidad, agencias estatales, Organizaciones Tribuales Indígenas y otros obtengan acceso instantáneo a información sobre los alimentos básicos y programas de distribución de USDA. CFN también provee enlaces directos a otros sitios de Internet de socios de distribución de alimentos básicos, como la Asociación Norteamericana de Distribución de Alimentos Básicos y la Asociación Norteamericana de Servicios de Alimentos Escolares.

Conclusión

Sr. Presidente, a USDA le agradaría colaborar con usted y con este Comité al iniciar nuestra reautorización de programas de Nutrición para Niños para garantizar la mejora y el éxito continuos de nuestros programas de nutrición para los niños del país, y el éxito continuo de nuestros programas de alimentos básicos.

Sr. Presidente, aquí concluye mi declaración. Me complacerá responder a cualquier pregunta.


Regresar Arriba