Servicio de Alimentos y Nutricion
InicioQuienes SomosNoticiasAyudaContactenosIngles

 

 

 

  Noticias
 
 

DEPARTAMENTO DE AGRICULTURA DE LOS ESTADOS UNIDOS
Servicio de Alimentos y Nutrición

Declaración de Kate Coler
Subsecretaria Segunda de
Alimentos, Nutrición y Servicios al Consumidor
Ante el Subcomité de Administración Financiera Federal
del Comité de Seguridad Internacional e Información Gubernamental
sobre Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales

Senado de los Estados Unidos

12.07.2005


Buenas tardes Sr. Presidente y Miembros del Comité. Soy Kate Coler, Subsecretaria Segunda de Alimentos, Nutrición y Servicios al Consumidor (FNCS) del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA). Me complace estar aquí para describirles cómo es que nuestro arduo trabajo en el USDA ha disminuido significativamente el porcentaje de error del Programa de Cupones para Alimentos (FSP) durante los últimos cinco años. Creo que nuestros esfuerzos lo ayudarán a evaluar en detalle la Ley de Información de Pagos Incorrectos de 2002.

En principio, me gustaría compartir algunos datos sobre el Programa de Cupones para Alimentos y las personas a las que presta servicios. El FSP garantiza acceso a una dieta nutritiva y saludable de hogares a través de la asistencia en nutrición y de la educación en nutrición. Este acceso brinda la oportunidad de que los beneficiarios de bajos ingresos consuman una dieta congruente con las Guías Alimentarias para los Norteamericanos. Permite que los hogares de bajos ingresos obtengan una dieta más nutritiva mediante la emisión de asignaciones mensuales de beneficios canjeables por alimentos en las tiendas de alimentos autorizadas.

La elegibilidad y los montos de las asignaciones dependen del tamaño de la unidad familiar, los ingresos y los gastos; la elegibilidad también dependen de los activos, la ciudadanía o la condición de inmigrante legal, los requisitos de trabajo y otros factores.. Los niveles de beneficio se basan en el costo del Plan de Alimentación Económica. El Gobierno Federal asume el costo total de beneficios ($24.6 billones en el ejercicio 2004) y solventa aproximadamente la mitad de los gastos incurridos por los Estados para administrar el programa.

La audiencia de hoy se concentra en la importancia de asegurarnos de que esos beneficios se destinen en forma apropiada y se entreguen por montos correctos. En 2003 la Oficina de Administración y Presupuesto concluyó una revisión del Programa de Cupones para Alimentos a través de una Herramienta de Calificación de Evaluación de Programas (PART). La revisión demostró que los beneficios de cupones para alimentos estaban bien destinados a beneficiarios de bajos ingresos y que casi siempre eran utilizados para el fin que se les dio. El programa alcanza sus objetivos de rendimiento anual de reducir el margen de error en los pagos, al mismo tiempo que sigue siendo accesible para las personas que cumplen con los requisitos.

También, en mayo de este año, la Oficina de Control Gubernamental emitió un informe sobre los esfuerzos de reducción de margen de error en el Programa de Cupones para Alimentos. Este informe observó la reciente caída significativa de los márgenes de error y sugiere que la atención de la alta dirección del USDA y los esfuerzos continuos del Servicio de Alimentos y Nutrición "sigan siendo factores importantes en mayores reducciones".

¿Quiénes son los beneficiarios del Programa de Cupones para Alimentos? La encuesta más reciente de las características de hogares de cupones para alimentos realizada por el USDA en 2003 reveló que casi el 60 por ciento de todos los participantes son niños (menores de 18 años de edad) o ancianos (de 60 años de edad en adelante). Nueve de cada diez hogares tienen ingresos por debajo de la línea de pobreza; más de un tercio de todos los hogares de cupones para alimentos tienen ingresos equivalentes o menores a 50% o menos del nivel de pobreza. Once por ciento de los hogares de cupones para alimentos no tienen ingresos de ningún tipo. La proporción de hogares con ganancias alcanzó su pico máximo en 2003, mientras que la proporción de hogares con ingresos por asistencia pública alcanzaron su nivel más bajo.

En los últimos cuatro años ha aumentado la participación en el Programa de Cupones para Alimentos. Este incremento se debe a los siguientes factores, entre otros:

  • Cambios en políticas que simplificaron y alinearon el proceso de solicitud de beneficios;

  • Reestablecimiento de beneficios para ciertos inmigrantes legales;

  • Asignaciones a Estados y organizaciones sin fines de lucro, incluidas las organizaciones religiosas y comunitarias, para mejorar el acceso de aquellos que cumplen con los requisitos pero no participan actualmente y llegar a ellos;

  • Esfuerzos educativos que ayuden a aquellos que cumplen con los requisitos del programa a conocer los beneficios, para que puedan tomar decisiones informadas sobre la participación en este programa de nutrición crítico que ayuda a las familias a contar con alimentos saludables en sus mesas; y

  • La economía.

Los primeros cuatros factores que mencioné se incluyen en gran parte en las disposiciones de la Ley de Agrícola de 2002 y fueron defendidos por el Presidente Bush como parte de su prioridad de garantizar el acceso a beneficios de cupones para alimentos a aquellos que cumplen con los requisitos del Programa.

Sin embargo, la creciente carga de trabajo representa todo un desafío para las agencias estatales en lo que respecta a calcular la elegibilidad con precisión. Y, sin embargo, estoy orgullosa de informarles que los Estados están trabajando mejor que nunca en la determinación precisa de beneficios.

Tres semanas atrás, el 24 de junio, el Secretario de Agricultura Mike Johans anunció que el Programa de Cupones para Alimentos había alcanzado una tasa histórica de precisión en los pagos totales de 94.12%, el mejor desempeño desde la creación del programa y una mejoría del 34% respecto de su equivalente hace 5 años atrás. El resultado de la reducción en la tasa de error combinada del ejercicio 2000 al ejercicio 2004 representa una reducción total en los beneficios erróneos de aproximadamente $1,4 billones. La mejora en la precisión en los pagos es el producto de asociaciones fuertes con los Estados que administran el programa y de la implementación de simplificaciones en el programa y opciones de pólizas previstas en la Ley Agrícola de 2002.

La Ley Agrícola ha permitido que los Estados simplifiquen de mejor forma las deducciones de costos y los requisitos de información, alineen la política de recursos e ingresos de cupones por alimentos con los programas TANF y/o Medicaid, implementen una alternativa de beneficios de transición y empleen otras simplificaciones a los programas y opciones que canalicen las determinaciones de elegibilidad y reduzcan los errores.

El 24 de junio, el Secretario Johans asignó $30 millones a 16 Estados por una administración ejemplar del Programa de Cupones para Alimentos en el ejercicio 2004. Los siete Estados con las mejores tasas de precisión en los pagos y los tres Estados con mayor reducción de las tasas de precisión en los pagos se repartirán $24 millones. También se repartirá la suma de $6 millones entre los cuatro Estados con las tasas más bajas de errores negativos y los dos Estados que han registrado una mayor mejoría en sus tasas de errores negativos. Las tasas de errores negativos miden si los Estados rechazaron, suspendieron o cancelaron los beneficios en forma correcta.

Como se observó en el Informe de Control y Desempeño del ejercicio 2004, la tasa de error de los cupones para alimentos se obtiene a través de un proceso de integridad de programas vigente desde hace tiempo llamado Control de Calidad, que es un sistema prescrito por la Ley de Cupones para Alimentos para garantizar la integridad del programa. Cada Estado selecciona y revisa una muestra estadística de sus hogares participantes en cupones para alimentos de cada año e informa los resultados al FNS, quien valida los resultados. Los resultados se utilizan para calcular una tasa de error final para cada agencia del Estado y se ponderan para determinar una tasa de error combinada promedio nacional para el Programa de Cupones para Alimentos. Los pagos erróneos alcanzaron su punto más bajo -menos de un 4.5% de montos sobreemitidos y menos de un 1.5% de los montos infraemitidos- con un total combinado de un 5.88%. Consideramos que los dos tipos de errores -sobreemisión e infraemisión- son igualmente importantes. Es esencial que los pagos sean correctos y que aquellos que cumplen con los requisitos para obtener beneficios reciban el monto correcto y no montos en exceso ni montos insuficientes. Es importante destacar en este análisis que un 98% de los beneficiarios de Cupones para Alimentos cumplen con los requisitos para recibir beneficios; la clave es que reciban el monto correcto.

Es necesario que las agencias estatales realicen una planificación de acciones correctivas cuando su tasa de error en pagos sea igual o mayor a un 6%. Las reglamentaciones vigentes del FSP establecen que una agencia estatal también realizará una planificación de acciones correctivas cuando la tasa de error de casos negativos de la agencia estatal sea mayor a un 1%. También se exige una planificación de acciones correctivas sobre la base de los resultados de las revisiones, auditorias o investigaciones; cuando 5% o más de la muestra de control de calidad codificada estuviera incompleta o cuando las normas, prácticas o procedimientos de la agencia estatal sean las causantes de deficiencias que producen acciones negativas contra los hogares.

Las oficinas regionales del Servicio de Alimentos y Nutrición trabajan directamente con los Estados para ayudarlos a desarrollar estrategias de acciones correctivas que reduzcan los errores en los pagos y garanticen decisiones negativas de caso precisas. Las oficinas regionales brindan asistencia técnica a los Estados en el análisis de datos, la interpretación de políticas, capacitación, desarrollo y seguimiento de estrategias de acciones correctivas, a través de la facilitación del intercambio de información entre los Estados mediante conferencias de precisión de pagos anuales, financiamiento de intercambio de Estados y fondos específicos de reducción de errores.

Además, el FNS ha celebrado acuerdos de control de calidad y continuará celebrándolos que exigen que los Estados con mal desempeño sujetos a obligaciones de control de calidad se comprometan a realizar acciones de reducción de errores puntuales y a alcanzar mejoras específicas. FNS también concentra sus esfuerzos en los Estados con tasas altas de error de pago y de volumen de emisión. Así se garantiza que los Estados que han tenido un impacto significativo en la tasa nacional de error de pagos cuenten con atención especial y asistencia técnica.

El Programa de Cupones para Alimentos también ha implementado sistemas que recuperan los beneficios emitidos erróneamente de los beneficiarios de cupones para alimentos. Las agencias estatales realizan los reclamos contra los hogares que han recibido más beneficios de cupones para alimentos que los que deberían haber recibido. Hace poco más de 12 años, el FNS se acercó a las agencias estatales y las invitó a participar en el Programa de Compensación de la Tesorería (TOP). El TOP ofrece una forma de recuperar las emisiones en exceso de cupones para alimentos mediante la reducción del reembolso de impuesto a la renta del deudor de cupones para alimentos en mora o de otros pagos federales. Esta asociación creció y, como resultado de ello, hemos recuperado más de $800 millones de reclamos de beneficiarios de cupones para alimentos en mora.

Todas estas actividades han resultado ser muy eficientes desde el punto de vista de los costos y eficaces para proteger la integridad de los dólares Federales emitidos a través de beneficios de cupones para alimentos.

Sr. Presidente, nuestro Departamento está orgulloso del avance que hemos hecho en garantizar que los beneficios de cupones para alimentos brinden asistencia de nutrición y en que estén bien orientados y sean entregados en forma eficiente y precisa a las familias necesitadas de la nación. Me gustaría señalar en esta oportunidad que la Ley Agrícola de 2002 ha incorporado cambios que podrían afectar la posibilidad de que el USDA garantice una mejora continua en la precisión de los pagos. Esos cambios reducen las multas relativas a errores en los pagos y los incentivos otorgados a los Estados que se destacan en la precisión en los pagos. Continuaremos trabajando con los Estados para garantizar que estos cambios no afecten nuestro compromiso mutuo con la reducción de pagos inapropiados en el Programa de Cupones para Alimentos.

Con esto en mente, continuaremos buscando oportunidades y estrategias que mejoren la administración del Programa. Por ejemplo, los esfuerzos recientes del USDA relativos a la integridad del Programa de Cupones para Alimentos incluyen lo siguiente:

  • Mantener un Grupo Nacional de Trabajo de Precisión en los Pagos formado por expertos en los programas de todo el país para garantizar una reducción de error continua a través de un seguimiento y análisis creciente de los datos de tasas de error, mejoras en las acciones correctivas de los Estados y una mayor asistencia técnica a los Estados;

  • Proporcionar asistencia técnica directa al personal de la agencia del Estado;

  • Co-patrocinar y participar en las conferencias estatales y regionales sobre precisión en los pagos;

  • Publicar y divulgar información sobre "mejores prácticas" en la precisión de pagos;

  • Estructurar acuerdos para los Estados de peor desempeño que incluyan nuevas inversiones de la parte del monto de obligaciones en actividades específicamente destinadas a reducir los errores; y

  • Administrar un Programa de Intercambio entre Estados que permita que los Estados interactúen entre sí y revean las estrategias de reducción de errores exitosas empleadas por otros Estados.

Es crítico compartir las "mejores prácticas" y la información para el futuro de nuestros programas.
Pero sería descuidada si no mencionara uno de los aspectos claves de la precisión en los pagos: el liderazgo. Esta Administración ha sido clara en sus expectativas de que los estados administren adecuadamente los programas del gobierno. Ese mensaje ha sido claramente articulado por el Secretario y el Subsecretario a los Estados. A su vez, los Estados han asumido un gran compromiso de mejorar la precisión en los pagos del Programa de Cupones para Alimentos. La asociación entre el el Servicio de Alimentos y Nutrición del Programa de Cupones para Alimentos y los Administradores Estatales resulta crítica para nuestro éxito continuo.

Finalmente, a partir de este verano el Departamento realizará sesiones participativas para obtener la opinión del público sobre formas de mejorar el Programa de Cupones para Alimentos para preparar la Ley Agrícola de 2007. Estamos comprometidos con la preservación de la confianza pública en nuestros programas de asistencia de nutrición , ya que garantizamos que los dólares Federales se utilizan para el fin para que fueron destinados.

Sr. Presidente, aquí concluyen mis comentarios. Ahora me complacerá responder a cualquier pregunta.


Regresar Arriba