Servicio de Alimentos y Nutricion
InicioQuienes SomosNoticiasAyudaContactenosIngles

 

 

 

  Noticias
 
 

DEPARTAMENTO DE AGRICULTURA DE LOS ESTADOS UNIDOS
Alimentos, Nutrición y Servicios al Consumidor

Declaración de Kate Coler, Subsecretaria Segunda de
Alimentos, Nutrición y Servicios al Consumidor
Ante el Subcomité de Educación y Desarrollo Infantil Temprano
del Comité del Senado de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones

20.04.05

Gracias Sr. Presidente. Soy Kate Coler, Subsecretaria Segunda de Alimentos, Nutrición y Servicios al Consumidor (FNCS) del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA).

Me complace estar presente en esta audiencia para hablar sobre la función del Gobierno Federal en la provisión de educación y atención a niños menores de 6 años de edad. El Servicio de Alimentos y Nutrición (FNS) tiene a su cargo la administración de 15 programas de asistencia en nutrición a nivel nacional. Su misión es aumentar el nivel de seguridad alimenticia y reducir el hambre mediante la creación de asociaciones de colaboración con organizaciones que proveen a niños y a personas de bajos ingresos acceso a alimentos, una dieta sana y educación en nutrición, de tal manera que se apoye la agricultura en los Estados Unidos y se obtenga la confianza del público. El presupuesto del Presidente para el ejercicio 2006 muestra el compromiso inquebrantable de de la Administración con su misión, ya que exige un nivel récord de $59 billones de dólares en nuevas facultades presupuestarias para administrar los programas de asistencia en nutrición.

En los últimos cincuenta años, desde el Programa Nacional de Almuerzos Escolares (NSLP, por sus siglas en inglés) en 1946, la Nación ha creado gradualmente una serie de programas de asistencia en nutrición únicos diseñados para ayudar a los grupos más vulnerables de la población a satisfacer sus necesidades de alimentos. En su conjunto, los programas actuales conforman una red de seguridad nacional que apoya a familias y personas de bajos ingresos en sus esfuerzos por escapar de la inseguridad alimenticia y del hambre y lograr dietas nutritivas y saludables. Estos programas ayudan a uno de cada cinco norteamericanos cada año.

Los programas de asistencia en nutrición trabajan en forma individual y conjunta entre sí para mejorar la salud y nutrición de la nación, mediante un mejoramiento de las dietas de niños y hogares de bajos ingresos. Estos programas se basan en las Guías Alimentarias para los Norteamericanos del Departamento de Salud y Servicios Humanos y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, que se revisan cada cinco años para garantizar que la política de nutrición federal se base en conocimientos médicos y científicos actualizados. Entre los programas que administra el FNS encontramos los siguientes:

  • Programa de Cupones para Alimentos (FSP) El FSP fue autorizado por la Ley de Cupones para Alimentos de 1977 y sirve de pieza central y fuente principal de asistencia en nutrición para más de 25 millones de personas de bajos ingresos. Permite que los participantes, que son niños en más de un 50%, mejoren sus dietas a través de un aumento en el poder de compra de sus beneficios que pueden canjearse en las tiendas minoristas de alimentos de todo el país. Las agencias estatales tienen a su cargo la administración del programa según la elegibilidad nacional y las normas de beneficios que fijan las leyes y reglamentaciones Federales. Los beneficios son financiados en un 100% por el gobierno Federal, mientras que los costos administrativos se reparten entre los gobiernos Estatales y el gobierno Federal. El FSP proporciona el beneficio básico de asistencia en nutrición para personas de bajos ingresos de los Estados Unidos, mientras que los demás programas de FNS complementan el programa con beneficios orientados a poblaciones específicas, necesidades dietarias y lugares de entrega.

  • Programas de Nutrición para Niños (CNP): El Programa Nacional de Almuerzos Escolares (NSLP), el Programa de Desayunos Escolares (SBP), el Programa Especial de Leche (SM), el Programa de Atención Alimenticia para Niños y Adultos (CACFP) y el Programa de Servicios Alimenticios de Verano (SFSP) reembolsan a los gobiernos locales y Estatales las comidas y bocadillos nutritivos que sirven a más de 30 millones de niños en escuelas, instituciones de cuidado infantil, programas de cuidado después de salir de la escuela y centros de cuidado diurno para adultos. El FNS otorga reembolsos en efectivo y productos primarios sobre una base por comida para compensar el costo del servicio de comidas a nivel local y una parte significativa de los gastos administrativos locales y estatales, y proporciona capacitación, asistencia técnica y educación en nutrición. Los reembolsos son sustancialmente mayores en el caso de las comidas que se sirven en forma gratuita o a precios reducidos a niños de familias de bajos ingresos.

  • Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Bebés y Niños (WIC): El WIC satisface las necesidades especiales de las mujeres embarazadas y que están amamantando, de las madres que acaban de dar a luz y de los niños de hasta cinco años de bajos ingresos en riesgo. Todos los meses le brinda a 8 millones de participantes paquetes de alimentos suplementarios orientados a sus necesidades dietarias, educación de nutrición y derivaciones a una gama de servicios sociales y de salud; beneficios que favorecen un embarazo saludable para las madres y un desarrollo inicial saludable para sus niños. Los fondos asignados se remiten a los Estados para los paquetes de alimentos y servicios de nutrición y para la administración del programa.

  • Programa Suplementario de Productos Básicos (CSFP): Este programa proporciona alimentos comprados por el USDA a bebés y niños de hasta seis años de edad, embarazadas, mujeres que acaban de dar a luz y que se encuentren amamantando de bajos ingresos y a ciudadanos ancianos de bajos recursos que residan en áreas del proyecto aprobadas. En los últimos años, se ha producido un giro en torno a los ancianos de bajos recursos en este programa; en el ejercicio 2004 la participación de las personas de tercera edad representó más del 88 por ciento de la participación total.

Los programas de asistencia en nutrición operan a través de asociaciones entre FNS y las agencias estatales, y las organizaciones locales que interactúan directamente con los participantes del programa. Los estados celebran acuerdos, en forma voluntaria, con el Gobierno Federal para operar los programas según las normas Federales a cambio de fondos para los programas que cubren los costos de beneficios y una parte significativa de los gastos administrativos.

Según estos acuerdos, el FNS tiene a su cargo la implementación de requisitos legales que fijan las normas del programa a nivel nacional para la elegibilidad y los beneficios, el otorgamiento de financiamiento Federal a las agencias estatales y a los socios locales, y el seguimiento y evaluación para garantizar que la estructura del programa y las políticas se implementen en forma adecuada y sean eficaces para cumplir con las misiones del programa. Las agencias estatales y las organizaciones locales tienen a su cargo la entrega de los beneficios en forma eficiente, eficaz y consistente con los requisitos nacionales.

Nuestros principales objetivos para administrar estos programas son los siguientes:

  1. promover el acceso a los programas y su conocimiento para que las personas que cumplan con los requisitos puedan participar con dignidad y respeto;

  2. crear un HealthierUS con promoción y educación en nutrición a fin de apoyar comportamientos saludables y de peso saludable; y

  3. mejorar la integridad con la que se administran nuestros programas.

En síntesis, Sr. Presidente, estos programas de asistencia alimenticia son principalmente programas de nutrición que ayudan a los participantes a obtener una mejor dieta. No se superponen con los programas educativos o con los programas de cuidado infantil. Tienen un propósito claro y una función diferente, aunque complementaria, de los objetivos de los programas educativos y de las asignaciones generales para brindar servicios de cuidado infantil.

Un programa en particular que se superpone con otros programas que ayudan en el desarrollo infantil temprano es el Programa de Atención Alimenticia para Niños y Adultos (CAFCP). El CACFP desempeña un papel vital, ya que mejora la calidad del cuidado diurno y lo hace más accesible para muchas familias de bajos ingresos. Cada día 2,9 millones de niños reciben comidas y bocadillos nutritivos a través del CACFP. El CACFP llega aún más lejos al proporcionar comidas a niños que residen en refugios para desamparados, y bocadillos y cenas a jóvenes que participan en los programas de cuidado después de salir de la escuela elegibles.

Me gustaría explicar cómo funciona el CACFP.

El FNS administra el CACFP a través de asignaciones a los Estados. En la mayoría de los Estados el programa está administrado por la agencia educativa del Estado. En algunos estados, la administración está a cargo de otra agencia, como el departamento de servicios sociales o de salud del Estado; y en Virginia, está administrado directamente por la Oficina Regional del Atlántico Medio del FNS. El componente de cuidado infantil o de cuidado diurno para adultos del CACFP puede estar administrado por diferentes agencias dentro de un Estado, según el criterio de Gobernador.

Los centros independientes y las organizaciones patrocinantes celebran acuerdos con sus agencias Estatales a cargo de la administración para asumir responsabilidad financiera y administrativa por las operaciones del CACFP. Los reembolsos del CACFP cubren comidas y bocadillos nutritivos entregados a niños y adultos elegibles inscritos para recibir cuidado en centros de cuidado infantil, hogares de cuidado diurno y centros de cuidado diurno para adultos participantes.

Los centros públicos o privados de cuidado de niños sin fines de lucro elegibles, los centros de cuidado durante horas no escolares, los programas Head Start y otras instituciones que están autorizadas o facultadas a proveer servicios de cuidado diurno pueden participar en el CACFP, en forma individual o como centros patrocinados. Las comidas que se sirven a los niños se reembolsan a valores que dependen de la elegibilidad de los niños para recibir comidas gratuitas, a precios reducidos o pagas. Los centros con fines de lucro también pueden cumplir con los requisitos en este programa según ciertas reglas.

Cuando muchas personas piensan en "atención diurna", se imaginan un centro de cuidado diurno, en un lugar más formal que el hogar de un vecino. Sin embargo, una parte significativa de las comidas que se reembolsan por el CACFP en realidad están a cargo de Hogares de Cuidado Diurno de Familias. Déjenme contarles un poco cómo funciona esta parte del programa.

Un hogar de cuidado diurno familiar o grupal debe firmar un acuerdo con una organización patrocinante para participar en el CACFP. Los hogares de cuidado diurno deben contar con licencia o autorización de las agencias estatales correspondientes para proveer servicios de cuidado diurno. El reembolso de las comidas que se sirven en los hogares de cuidado diurno depende de los criterios de elegibilidad que se establecen en la ley.

Les he hecho esta introducción para señalarles que las asignaciones para este programa no constituyen programas educativos per se, ni tampoco asignaciones para brindar cuidado infantil. Sin embargo, trabajamos con nuestros socios Estatales y con nuestros socios Federales para asegurarnos de que los programas de nutrición funcionen junto con otros recursos y así ofrecer el mejor entorno posible para los niños pequeños de ubicaciones de cuidado diurno.

El Servicio de Alimentos y Nutrición está orgulloso de nuestros esfuerzos de coordinación con otras agencias federales para garantizar que los fondos se utilicen para maximizar la entrega de beneficios. Hemos trabajado de cerca con el Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS) y el Departamento de Educación (DoE) para garantizar que los beneficios provistos por los Programas de Nutrición para Niños se integren en forma total con el Programa Head Start y el Programa Even Start. De hecho, Head Start notificó a los centros Head Start que era recomendable participar en los servicios de comidas ofrecidos por el Programa de Atención Alimenticia para Niños y Adultos (CACFP). A través de la utilización de fondos del CACFP para solventar sus servicios de comidas, los fondos Head Start que estaban asignados para los servicios de comidas quedan disponibles para ser utilizados en importantes actividades educativas. Las reglamentaciones del programa garantizan que los niños de las familias Head Start y Even Start cumplan automáticamente con los requisitos para recibir comidas gratuitas cuando participen en los Programas de Nutrición para Niños. Hemos trabajado de cerca con las escuelas del siglo XXI del Departamento de Educación a fin de garantizar que estos programas tengan conocimiento del servicio de bocadillos disponible a través del Programa Nacional de Almuerzos Escolares. Todos nuestros programas, incluido el Programa WIC, tienen una larga historia de trabajo con nuestros pares de otras agencias a fin de garantizar que la asistencia en nutrición ofrecida a través del Servicio de Alimentos y Nutrición complemente sus esfuerzos de educación temprana.

En síntesis, la misión del FNS es brindar asistencia en nutrición en varias ubicaciones, sin interferir ni duplicar los esfuerzos de otros programas estatales y federales que brindan servicios educativos o de cuidado infantil. Por el contrario, los programas del FNS permiten que otros programas funcionen de mejor forma al garantizar que los niños tengan acceso a una nutrición adecuada y estén listos para aprender.

Aquí concluyen mis comentarios preparados. Ahora me complacería responder a cualquier pregunta que pudieran tener.



Regresar Arriba