Servicio de Alimentos y Nutrición
InicioQuienes SomosNoticiasAyudaContactenosIngles

 

 

 

  Noticias
 
 

DEPARTAMENTO DE AGRICULTURA DE LOS ESTADOS UNIDOS
Servicio de Alimentos y Nutrición

Declaración de Roberto Salazar, Administrador
Servicio de Alimentos y Nutrición
Ante el Subcomité de Agricultura, Desarrollo Rural
y Agencias Relacionadas

Gracias, Sr. Presidente y miembros del Subcomité por darme esta oportunidad de presentar mi declaración que respalda el pedido de presupuesto para el ejercicio 2006 para el Servicio de Alimentos y Nutrición (FNS, por sus siglas en inglés).

El Servicio de Alimentos y Nutrición es la agencia a cargo de administrar quince programas de asistencia nutricional que crean la red de seguridad de nutrición de la Nación y de proveer liderazgo Federal en la batalla continua contra el hambre y la mala nutrición en Estados Unidos. Nuestra misión expresa es aumentar el nivel de seguridad alimenticia, reducir el hambre y mejorar los resultados de salud a través de alianzas con organizaciones colaboradoras que proveen acceso a alimentos nutritivos y educación nutricional a niños y personas de bajos recursos, con el objetivo de obtener la confianza del público y apoyar la agricultura en los Estados Unidos. El pedido de presupuesto muestra claramente el compromiso continuo del Presidente con esta misión y nuestros programas.

El presupuesto para el ejercicio 2006 contiene un pedido de $59 billones en nuevas facultades presupuestarias para cumplir con esta misión a través de los quince programas de asistencia nutricional del Servicio de Alimentos y Nutrición. Estos programas críticos contribuyen a las vidas de más de 1 de cada 5 norteamericanos en el transcurso de un año. Entre los programas financiados con este pedido de presupuesto se incluyen el Programa Nacional de Almuerzos Escolares (NSLP, por sus siglas en inglés), que brindará almuerzos escolares nutritivos a casi 30 millones de niños cada día escolar, el Programa WIC, que brindará asistencia relacionada con las necesidades de nutrición y atención médica de 8.5 millones de embarazadas, mujeres que acaban de dar a luz, bebés y niños en riesgo cada mes, y el Programa de Cupones para Alimentos (FSP, por sus siglas en inglés), que asegurará el acceso a una dieta nutritiva a aproximadamente 29.1 millones de personas cada mes. Entre los restantes programas se incluyen el Programa de Desayunos Escolares (SBP, por sus siglas en inglés), el Programa de Emergencia para la Asistencia de Comida (TEFAP, por sus siglas en inglés), el Programa de Servicios Alimenticios de Verano (SFSP, por sus siglas en inglés), el Programa de Atención Alimenticia para Niños y Adultos (CACFP, por sus siglas en inglés), el Programa de Distribución de Alimentos en Reservaciones Indígenas (FDPIR, por sus siglas en inglés), el Programa Suplementario de Productos Básicos (CSFP, por sus siglas en inglés) y los Programas de Mercados Granjeros. FNS busca llegar a los niños y a las unidades familiares de bajos recursos de la Nación y tratar las distintas circunstancias por las que se presentan el hambre y los problemas relacionados con la nutrición y cómo afectan a nuestros participantes dentro del diseño y los métodos de entrega de nuestros programas.

Los recursos que vamos a tratar aquí representan una inversión en la salud, la autosuficiencia y la productividad de norteamericanos que, en algunos momentos, necesitan asistencia nutricional. El Subsecretario Bost, en su declaración, señaló tres desafíos críticos en los que se ha concentrado el equipo de Alimentos, Nutrición y Servicios al Consumidor bajo su liderazgo: ampliar acceso a los programas Federales de asistencia nutricional, tratar la epidemia creciente del sobrepeso y la obesidad, y mejorar la integridad de la administración de nuestros programas. Además de estas prioridades fundamentales específicas de nuestra misión, la Agenda de Administración del Presidente cuenta con una agenda ambiciosa para mejorar la administración del Gobierno Federal en su conjunto. Me gustaría describir nuestros esfuerzos para tratar tres puntos específicos de esta agenda: reducir los pagos incorrectos y mejorar la eficiencia de la implementación del programa, crear alianzas con organizaciones comunitarias y religiosas, y sistemáticamente los desafíos del capital humano que enfrenta todo el servicio Federal.

El Reto que Presentan los Pagos Incorrectos

Una buena administración financiera es el centro de la Agenda de Administración del Presidente. Como con cualquier programa Federal, los programas de asistencia nutricional exigen seguimiento permanente de la integridad del programa. No podemos sostener estos programas a largo plazo sin la confianza continua del público en nuestra capacidad para administrarlos en forma eficaz. La integridad del programa es tan fundamental para nuestra misión como el acceso al programa o la alimentación saludable. Nuestros esfuerzos por minimizar los pagos incorrectos en virtud de los programas se concentran en: 1) trabajar estrechamente con los Estados para mejorar la precisión de pagos de Cupones para Alimentos; 2) implementar cambios en las políticas y nuevos esfuerzos de control para mejorar la certificación de comidas escolares; y 3) mejorar la administración de los proveedores del Programa de Atención Alimenticia para Niños y Adultos y del programa WIC. Hemos identificado estos 4 programas como los programas susceptibles de pagos incorrectos significativos y continuaremos mejorando la eficiencia y precisión con las que se implementan estos programas. Me es grato informar que en el ejercicio 2003, el año más reciente sobre el que existen datos disponibles, alcanzamos nuevamente una tasa de precisión récord para el pago de Cupones para Alimentos, con una tasa de error de pagos combinada de sólo 6.63%. Este es el quinto año consecutivo de mejoras y se alcanzó la tasa más baja de la historia del programa. Con este pedido de presupuesto, mantendremos nuestros esfuerzos con los socios Estatales para continuar mejorando la tasa de error de pagos. Continuaremos con nuestros esfuerzos para tratar el tema de la debida certificación de los programas de comidas escolares de un modo que mejore la exactitud de este proceso sin limitar el acceso de los niños elegibles. Iniciaremos un nuevo trabajo analítico en virtud de este pedido de presupuesto para evaluar de mejor forma la exactitud de las determinaciones de elegibilidad en el Programa de Atención Alimenticia para Niños y Adultos.

Organizaciones Religiosas y Comunitarias

Desde hace tiempo, las organizaciones religiosas han tenido una función importante para crear conciencia en las comunidades sobre los servicios que prestan los programas, ayudar a personas que solicitan los beneficios y distribuir los beneficios. El Presidente Bush ha hecho la colaboración con las comunidades religiosas una prioridad de la Administración, y tenemos la intención de continuar los esfuerzos para alcanzar a esas comunidades durante el Año Fiscal 2006. La asociación entre organizaciones religiosas y programas de FNS, incluyendo TEFAP, WIC, NSLP y CSFP está bien establecida. La mayoría de las escuelas religiosas participan en el NSLP y muchos proveedores de cuidado de niños y patrocinantes son el producto de organizaciones religiosas. Además, la mayoría de las organizaciones, como por ejemplo despensas o comedores de beneficencia, que distribuyen en la práctica los beneficios de TEFAP son de organizaciones religiosas. En todo el país, a lo largo del tiempo las organizaciones religiosas han descubierto que pueden participar en estos programas sin poner en juego sus misiones o valores. Son socios valiosos en el esfuerzo para combatir el hambre en los Estados Unidos. Me complace anunciarles que en los últimos 6 meses hemos otorgado 16 subvenciones de aproximadamente $2 millones a organizaciones comunitarias o religiosas para que ensayen estrategias innovadoras de ampliación de beneficios sociales relacionadas con los cupones para alimentos, para que puedan llegar a personas y familias elegibles que no reciben servicios suficientes.

Administración del Capital Humano

Actualmente calculamos que hasta un 80 por ciento de nuestros líderes superiores cumple con los requisitos para jubilarse dentro de cinco años, al igual que casi el 30 por ciento de nuestro personal. FNS debe abordar este desafío serio mejorando la administración del capital humano de la agencia, fortaleciendo los servicios provistos a los empleados y poniendo en práctica programas diseñados para mejorar la eficacia, la diversidad y la competencia de la fuerza laboral. Con sólo aumentos nominales para la administración básica de los programas durante la mayoría de los años, con el tiempo el Servicio de Alimentos y Nutrición ha reducido su nivel de empleados Federales de manera significativa. Hemos compensado estos cambios mediante la creación de sólidas alianzas con entidades Estatales y locales que administran nuestros programas y el aprovechamiento de las innovaciones tecnológicas. Estamos muy orgullosos de lo que hemos logrado; el financiamiento integral del pedido de la administración para los programas de nutrición en este presupuesto resulta vital para continuar nuestro éxito.

Ahora, me gustaría rever alguno de los componentes de nuestro pedido en cada área del programa.

Programa de Cupones para Alimentos

El presupuesto del Presidente solicita $40.7 mil millones para la cuenta de Cupones para Alimentos, incluyendo el Programa de Cupones para Alimentos y sus programas de asistencia nutricional relacionados. Estos recursos llegarán cada mes a un número estimado de 29.1 millones de personas que participan solamente en el Programa de Cupones para Alimentos. En este pedido incluimos la continuación de la reserva para contingencias de $3 billones incluida en el programa del ejercicio 2005. Si bien creemos que en algún momento la mejora en la economía en general comenzará a reflejarse en el programa, no deja de ser un desafío estimar el punto de inflexión. Para afrontar este desafío de mejor forma, hemos propuesto, como alternativa a la reserva tradicional para contingencias, que los Estados y otros organismos no federales tengan facultades ilimitadas de financiamiento sobre los beneficios y pagos del programa. Además, hemos concentrado nuestros esfuerzos en motivar a las familias trabajadoras, a los ancianos y a los inmigrantes legales para que soliciten los beneficios.

Necesitamos asegurarnos de que el acceso al programa se administra en forma equitativa en todos los Estados. El presupuesto contiene una propuesta para eliminar la elegibilidad categórica de Cupones para Alimentos para participantes en el programa de Asistencia Temporal a Familias Necesitadas (TANF, por sus siglas en inglés) que sólo reciben beneficios TANF distintos de efectivo. Se espera que esta propuesta, con implementación parcial en el Ejercicio 2006, alcance a 161,000 personas y reduzca los beneficios en $57 millones entre personas con ingresos superiores a los umbrales normales para cupones para alimentos. Cuando esté totalmente implementado en el Ejercicio 2007, se estima que este cambio afectará a aproximadamente 312,000 personas y permitirá ahorrar $113 millones por año. La propuesta del Presidente garantiza que los beneficios de Cupones para Alimentos se destinen a las personas con las mayores necesidades y conserva la elegibilidad categórica para el gran número de destinatarios que reciben asistencia en efectivo a través de TANF, Ingresos de Seguridad Suplementarios y Asistencia General. En el presupuesto también se incluye una propuesta para agregar el Programa de Cupones para Alimentos a la lista de programas por la que los Estados pueden acceder a la Base de Datos Nacional de Nuevos Empleos. El acceso a esta fuente Nacional de datos sobre seguro de desempleo y empleo mejorará la capacidad de los Estados para determinar, en forma rápida y precisa, los niveles de beneficio y elegibilidad, y mejorará la integridad del programa. Se espera que esta propuesta genere un ahorro neto en los programas de $2 millones por año a partir del ejercicio 2007.

El presupuesto también solicita una continuación de una política incluida en la Asignación del año anterior que excluye los pagos militares especiales que reciben los miembros de las fuerzas armadas desplegados en zonas de combate al momento de determinar los beneficios de cupones para alimentos para sus familias que se encuentran en el hogar. A lo largo del próximo año también trabajaremos con miembros de este Comité para renombrar el Programa de Cupones para Alimentos para que se refleje mejor su propósito de brindar asistencia nutricional y promocionar la salud entre las familias de bajos recursos.

Programas de Nutrición para Niños

El presupuesto solicita $12.4 billones para Programas de Nutrición para Niños, los cuales brindan millones de comidas nutritivas a niños en las escuelas y en entornos de cuidado infantil todos los días. Este nivel de fondos financiará un aumento en la participación diaria en el Programa de Almuerzos Escolares de los 29 millones de niños que participan actualmente a aproximadamente 30 millones de niños. Los aumentos solicitados para estos programas también reflejan el aumento en la inscripción de las escuelas, los aumentos de las tasas de pago para cubrir la inflación y los niveles proporcionalmente más altos de servicios de comida para niños en las categorías de comidas gratuitas y a precios reducidos. También implementaremos cambios en el programa y nuevas actividades que surgen de la reautorización de esos programas en 2004. Entre ellos se incluyen la implementación del recientemente autorizado Programa de Frutas y Vegetales y la continuación de nuestros esfuerzos para promover comportamientos saludables a través del apoyo a la implementación de políticas de bienestar local. Hemos creado el Desafío Escuelas HealthierUS para estimular a las comunidades a mejorar los alimentos ofrecidos en las escuelas y otros aspectos de un entorno nutricional escolar saludable, y para reconocer a las escuelas que han efectuado esas mejoras.

WIC

El presupuesto del Presidente incluye $5.51 billones para el Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Bebés y Niños, el programa WIC. El pedido brindará alimentos, educación nutricional y un vínculo para atención médica a un promedio mensual de 8.5 millones de mujeres, bebés y niños necesitados durante el ejercicio 2006. Continuaremos, con un pedido de presupuesto de $15 millones, una iniciativa que comenzó en el ejercicio 2004 y que fue autorizada en la reautorización 2004 del programa para mejorar el inicio y la duración del amamantamiento. El fondo para contingencias de $125 millones dispuesto durante las asignaciones para el ejercicio 2003 y reestablecido en el ejercicio 2005 continúa estando disponible para el programa. Actualmente estimamos que se utilizará una pequeña parte de la reserva en el ejercicio 2005 para los costos proyectados del programa; el presupuesto del Presidente reestablece la reserva a $125 millones.

Programa Suplementario de Productos Básicos (CSFP)

El Programa Suplementario de Productos Básicos (CSFP) llega a niños de hasta 6 años de edad, a bebés, a ancianos y a mujeres embarazadas, que acaban de dar a luz y que están amamantando de bajos ingresos que están en riesgo. El presupuesto solicita $106.8 millones para este programa, el mismo nivel asignado en el ejercicio 2005. Con el mismo financiamiento, estimamos una reducción en la participación de aproximadamente 44,000 personas. Enfrentamos un desafío difícil en relación con los recursos presupuestarios discrecionales. CSFP opera en áreas selectas en 32 Estados, el Distrito de Columbia y dos Organizaciones Tribales Indígenas. Los segmentos de la población a los que CSFP presta sus servicios cumplen con los requisitos para recibir beneficios similares a través de otros programas Federales de asistencia nutricional que les ofrecen flexibilidad para satisfacer sus necesidades individuales. Creemos que nuestros recursos limitados se concentrarán mejor en los programas que están disponibles en todas las comunidades del país.

Programa de Emergencia para la Asistencia de Comida (TEFAP)

Según dispuesto en el Proyecto de Ley de Granjeros, el presupuesto solicita $140 millones para productos básicos en este importante programa. Nuestro pedido para los costos de almacenaje y distribución en los estados, un apoyo crítico para los bancos de alimentos de nuestra nación, es de $50 millones. El Servicio de Alimentos y Nutrición se compromete a garantizar el flujo continuo de recursos a la comunidad de banco de alimentos, incluidos productos básicos adquiridos directamente, financiamiento administrativo y excedente de productos básicos de las actividades de apoyo al mercado del USDA. Gran parte de este financiamiento se destina a organizaciones religiosas a nivel local. Estas donaciones de excedente de productos básicos aumentan de manera significativa la cantidad de productos básicos que están a disposición de las comunidades de bancos de alimentos de fuentes Federales.

Administración de Programas de Nutrición (NPA)

Solicitamos $140.8 millones para esta cuenta, lo que incluye un aumento de $2 millones respecto al ejercicio 2005. Este aumento compensará parcialmente los costos de personal del Servicio de Alimentos y Nutrición para el ejercicio 2006. Nuestro pedido de recursos administrativos Federales es necesario para sostener la administración del programa y las actividades de soporte de nuestros empleados en todo el país. Creo que necesitamos estos modestos aumentos de financiamiento para poder seguir rindiendo cuentas respecto de nuestra cartera de $59 billones y para ayudar a los Estados a administrar eficazmente los programas y proveer acceso a todas las personas elegibles.

Gracias por la oportunidad de presentar esta declaración escrita.


Regresar Arriba