Servicio de Alimentos y Nutrición
InicioQuienes SomosNoticiasAyudaContactenosIngles

 

 

 

  Noticias
 


Alimentos, Nutrición y Servicios al Consumidor

Declaración de Roberto Salazar, Administrador
Servicio de Alimentos y Nutrición
Ante el Subcomité de Agricultura, Desarrollo Rural,
Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos y Agencias Relacionadas

28 de marzo de 2006

Gracias, Sr. Presidente y miembros del Subcomité, por darme la oportunidad de presentar mi declaración que respalda la solicitud presupuestaria para el año fiscal 2007 para el Servicio de Alimentos y Nutrición (FNS, por sus siglas en inglés).

El FNS es la agencia a cargo de administrar los quince programas federales de asistencia nutricional que componen la red de seguridad nutricional de la Nación, y de conducir, a nivel federal, la lucha permanente contra el hambre y la nutrición deficiente en los Estados Unidos. Nuestra misión expresa es aumentar el nivel de seguridad alimenticia, reducir el hambre y mejorar los resultados relacionados con la salud a través de alianzas con organizaciones colaboradoras, al proveer acceso a alimentos nutritivos y educación nutricional a niños y personas de bajos recursos, y así ganar la confianza del público y apoyar la agricultura en los Estados Unidos. La solicitud presupuestaria demuestra claramente el compromiso continuo del presidente con esta misión y nuestros programas, así como también consolida la red federal de seguridad en asistencia nutricional en tiempos donde existen distintas prioridades y los recursos son limitados.

Mediante un equilibrio entre el acceso a los programas, la buena nutrición y la integridad del programa, este presupuesto ha tomado decisiones difíciles a fin de cumplir con nuestros compromisos clave:

  • Asegurar que las personas de bajos recursos tengan acceso a los alimentos, garantizando los fondos suficientes para financiar los principales programas de asistencia nutricional.

  • Promover una alimentación saludable y estilos de vida activos, haciendo de la educación nutricional una parte integral de los programas de asistencia nutricional.

  • Administrar los fondos de manera prudente y eficiente, de manera tal que cada dólar invertido redunde en el beneficio máximo posible para las personas que más lo necesitan.

En el presupuesto para el año fiscal 2007, presentamos una solicitud de $57 mil millones en nuevas facultades presupuestarias a fin de cumplir con esta misión a través de los programas de asistencia nutricional del Servicio de Alimentos y Nutrición. Estos programas fundamentales están presentes en las vidas de más de 1 de cada 5 norteamericanos en el transcurso de un año. Entre los programas financiados con esta solicitud presupuestaria se incluyen el Programa Nacional de Almuerzos Escolares (NSLP, por sus siglas en inglés), que brindará almuerzos escolares nutritivos a 30.9 millones de niños todos los días del año lectivo; el Programa WIC, que brindará, cada mes, asistencia relacionada con las necesidades de nutrición y atención médica a 8.2 millones de mujeres embarazadas, mujeres que acaban de dar a luz, bebés y niños, que están en riesgo, y el Programa de Cupones para Alimentos (FSP, por sus siglas en inglés), que asegurará el acceso a una dieta nutritiva aproximadamente a 25.9 millones de personas cada mes. Entre los restantes programas se incluyen el Programa de Desayunos Escolares (SBP, por sus siglas en inglés), el Programa de Servicios Alimenticios de Verano (SFSP, por sus siglas en inglés), el Programa de Atención Alimenticia para Niños y Adultos (CACFP, por sus siglas en inglés), el Programa de Emergencia de Asistencia Alimenticia (TEFAP, por sus siglas en inglés), el Programa de Distribución de Alimentos en Reservaciones Indígenas (FDPIR, por sus siglas en inglés), y los Programas de Mercados Granjeros.

En esta solicitud presupuestaria, proponemos la eliminación del Programa Suplementario de Productos Básicos (CSFP, por sus siglas en inglés). La prioridad de la administración, tal como se refleja en la solicitud presupuestaria del Presidente, es asegurar la integridad continua de la red nacional de seguridad de asistencia nutricional. El Programa CSFP sólo opera en áreas limitadas. Actualmente funciona en distintas áreas de los 32 estados, dos organizaciones indígenas y el Distrito de Columbia. Sus beneficios y las poblaciones a las que está dirigido se superponen, en gran medida, con dos de los programas federales de asistencia nutricional más importantes a nivel nacional: el Programa de Cupones para Alimentos y el Programa WIC.

El objetivo del FNS es prestar servicios a los niños y familias de bajos recursos de este país. Creemos que la solicitud presupuestaria del presidente nos permite destinar recursos escasos para abordar las diversas maneras en que se presentan los problemas relacionados con el hambre y la nutrición a través de los programas principales de la red de seguridad nutricional.

Los recursos que vamos a tratar aquí representan una inversión en la salud, la autosuficiencia y la productividad de los norteamericanos que, en algunos momentos, necesitan asistencia nutricional. El Subsecretario Bost, en su declaración, señaló tres desafíos críticos en los que se ha concentrado la división de Alimentos, Nutrición y Servicios al Consumidor bajo su conducción: promover el acceso y el conocimiento acerca de los programas federales de asistencia nutricional, tratar la creciente epidemia de la obesidad, y mejorar la integridad de la administración de nuestros programas. Además de estas prioridades fundamentales específicas de nuestra misión, la Agenda de Administración del Presidente cuenta con una agenda extensa para mejorar la administración del gobierno federal en su conjunto. Quisiera informarles acerca de nuestras iniciativas para abordar tres puntos específicos de esta agenda: reducir los pagos incorrectos y mejorar la eficiencia de la prestación del programa, establecer alianzas con organizaciones comunitarias y religiosas, y sistemáticamente planear los desafíos de capital humano que debe asumir el servicio federal en su conjunto.

El Desafío que Presentan los Pagos Incorrectos

El núcleo de la Agenda de Administración del Presidente es una buena administración financiera. Como con cualquier programa federal, los programas de asistencia nutricional exigen un seguimiento permanente de la integridad del programa. No podemos sostener estos programas a largo plazo sin la continua confianza del público en nuestra capacidad para administrarlos en forma eficaz. La integridad del programa es tan fundamental para nuestra misión como el acceso al programa o la alimentación saludable. Nuestras iniciativas a fin de minimizar los pagos incorrectos de los programas se centran en: 1) trabajar estrechamente con los estados para mejorar la precisión de los pagos de los cupones para alimentos; 2) implementar cambios en las políticas y nuevas iniciativas de supervisión para mejorar la certificación de comidas escolares; y 3) mejorar la administración de los proveedores del programa CACFP y del programa WIC. Hemos identificado estos 4 programas como los programas susceptibles de pagos incorrectos y continuaremos mejorando la eficiencia y precisión con las que se implementan estos programas.

Me es grato informar que en el año fiscal 2004, el año más reciente sobre el que existen datos disponibles, alcanzamos un nivel de precisión récord en cuanto al pago de cupones para alimentos, con una tasa combinada de precisión de pagos del 94.12 por ciento. Éste es el sexto año consecutivo de mejoras y se alcanzó, este año, la tasa más baja en la historia del programa. Con esta solicitud presupuestaria, mantendremos nuestros esfuerzos con los socios estatales para continuar mejorando la tasa de precisión de pagos. Continuaremos con nuestras iniciativas para abordar el tema de la debida certificación en los programas de comidas escolares de modo que mejore la exactitud de este proceso, sin limitar el acceso de los niños elegibles. Se ha comenzado con la realización de trabajos analíticos para lograr una mejor evaluación de la precisión de las determinaciones de elegibilidad en el programa CACFP.

Organizaciones Religiosas y Comunitarias

Desde hace tiempo, las organizaciones religiosas y comunitarias han desempeñado una función importante en la concientización de las comunidades acerca de los servicios que prestan los programas, ayudando a las personas que solicitan los beneficios y distribuyendo tales beneficios. Para el presidente Bush, colaborar con estas organizaciones es una prioridad de la Administración y vamos a continuar con nuestras iniciativas de alcance comunitario durante el año fiscal 2007. La alianza entre las organizaciones religiosas y comunitarias, y los programas del FNS, incluyendo el TEFAP, el WIC, el NSLP y el CSFP, es de larga data. Una cantidad significativa de escuelas religiosas participan en el programa NSLP y muchos de los proveedores de cuidado de niños y patrocinantes son organizaciones religiosas y comunitarias. Además, la mayoría de las despensas o comedores de beneficencia que prestan los beneficios del TEFAP pertenecen a organizaciones religiosas y comunitarias. En todo el país, a lo largo del tiempo, las organizaciones religiosas se han dado cuenta de que pueden participar en estos programas sin comprometer su misión o sus valores. Son socios valiosos en el esfuerzo por combatir el hambre en los Estados Unidos. Me complace informar que hemos otorgado ocho subvenciones de aproximadamente $2 millones a organizaciones comunitarias y religiosas para que prueben estrategias innovadoras de mayor alcance relacionadas con los cupones para alimentos para que puedan llegar a las personas y familias elegibles que no reciben estos servicios.

Administración del Capital Humano

Actualmente calculamos que hasta un 80 por ciento de nuestros líderes superiores cumplen con los requisitos para jubilarse dentro de los próximos cinco años, al igual que casi el 30 por ciento de nuestro personal. El FNS debe abordar este serio desafío mejorando la administración del capital humano de la agencia, consolidando los servicios que se prestan a los empleados y poniendo en práctica programas diseñados para mejorar la eficacia, la diversidad y la competencia del personal. Sólo con aumentos nominales en la administración básica de los programas casi todos los años, el FNS ha reducido la cantidad de empleados federales de manera significativa con el transcurso del tiempo.

Ahora hemos alcanzado un punto crítico en cuanto a la cantidad de empleados de nuestra agencia. Simplemente debemos tener la capacidad de desarrollar los recursos necesarios para continuar garantizando el acceso apropiado a los programas de la agencia y, a su vez, continuar manteniendo resultados extraordinarios en cuanto a la integridad. Si bien hemos compensado en el pasado estos cambios mediante la consolidación de alianzas sólidas con las entidades estatales y locales que administran nuestros programas y mediante el aprovechamiento de las innovaciones tecnológicas, el presupuesto del presidente propone que se sumen 40 años de personal para cumplir con las actividades fundamentales relativas a la integridad del Programa de Cupones para Alimentos.

Asimismo, es importante que contemos con la capacidad de realizar investigaciones en nuestros programas y solicitamos que no se nos prohíba realizar tales investigaciones. Estamos extremadamente orgullosos de lo que hemos logrado. Con el fin de continuar logrando mejoras en cuanto a la integridad y el acceso del programa, considero que es esencial financiar en su totalidad la solicitud de la Administración de Programas de Nutrición (NPA, por sus siglas en inglés) en este presupuesto.

Ahora, me gustaría revisar alguno de los componentes de nuestra solicitud de cada área de los diferentes programas.

Programa de Cupones para Alimentos

El presupuesto del Presidente solicita $37.9 mil millones para la cuenta de Cupones para Alimentos, incluyendo el Programa de Cupones para Alimentos y los programas relacionados de asistencia nutricional. Estos recursos prestarán servicios, cada mes, aproximadamente a 25.9 millones de personas que participan únicamente en el Programa de Cupones para Alimentos. Asimismo, solicitamos la continuación de las reservas para contingencias de $3 mil millones, incluidas en el programa del año fiscal 2006. Si bien anticipamos una mejora en la economía en general, no deja de ser un desafío estimar el punto de inflexión en cuanto a la participación.

Para afrontar mejor este desafío, hemos propuesto, como una alternativa a la reserva tradicional para contingencias, que los estados y otros organismos no federales tengan facultades ilimitadas de financiamiento sobre los beneficios y pagos del programa. Estos recursos para contingencias son importantes para garantizar la disponibilidad de los beneficios básicos del programa, así como también para asegurar la disponibilidad de los fondos adecuados en caso de desastres. El Programa de Cupones para Alimentos está diseñado de manera tal que responda ante las necesidades económicas y también ante las necesidades de asistencia alimenticia relativas a los desastres. Nuestra experiencia reciente con los desastres de la Costa del Golfo ha dejado esto muy claro ya que, a la fecha, se emitieron más de $900 millones en beneficios de cupones para alimentos para más de 1.9 millones de familias afectadas por los huracanes Katrina, Rita y Wilma en el otoño de 2005. Asimismo, emprendimos una firme iniciativa a fin de alentar a las familias de los trabajadores, los ancianos y los inmigrantes legales para que soliciten estos beneficios.

La solicitud presupuestaria del Presidente contiene tres propuestas legislativas relacionadas con el Programa de Cupones para Alimentos. Estas propuestas buscan, conjuntamente, consolidar la estructura nacional del Programa de Cupones para Alimentos, estableciendo normas nacionales para orientar mejor los beneficios a las personas de bajos recursos. Asimismo, avalan las prioridades de acceso y de asistencia nutricional para las personas necesitadas y garantizan la integridad del programa.

El presupuesto sugiere la exclusión del valor de las cuentas de retiro de preferencia impositiva de la evaluación de activos para la certificación de Cupones para Alimentos. Esta exclusión consolida la política de seguridad de retiro y les permite a las personas de bajos recursos contar con asistencia nutricional sin recurrir a sus ahorros de retiro. También simplifica la política del recurso de los cupones para alimentos y la hace más equitativa, ya que, según la ley vigente, algunas cuentas de retiro están excluidas, mientras que otras no. Esta propuesta es consecuente con la Iniciativa de la Sociedad de Propiedad del Presidente al aumentar la capacidad de las personas de bajos recursos para ahorrar para su retiro.

Una vez más, nuestro presupuesto propone eliminar la elegibilidad categórica en cuanto a los Cupones para Alimentos para los participantes del programa Asistencia Temporal a Familias Necesitadas (TANF, por sus siglas en inglés) que sólo reciben beneficios TANF que no se otorguen en efectivo. Cuando esté totalmente implementado en el año fiscal 2008, se estima que este cambio afectará aproximadamente a 300,000 personas y permitirá ahorrar $658 millones en el transcurso de cinco años. Creemos que esta propuesta garantiza que los beneficios del programa Cupones para Alimentos se destinen a las personas más necesitadas, y a su vez mantiene la elegibilidad categórica del gran número de destinatarios que reciben asistencia en efectivo a través del programa TANF, Ingresos Suplementarios de Seguridad y Asistencia General.

En el presupuesto también se incluye una propuesta para agregar el Programa de Cupones para Alimentos a la lista de programas por la que los estados pueden acceder al Directorio Nacional de Nuevos Empleos. El acceso a esta fuente nacional de datos sobre seguro de desempleo y empleo mejorará la capacidad de los estados para determinar, en forma rápida y precisa, los niveles de beneficio y elegibilidad, y respaldará la integridad continua del programa. El presupuesto también solicita continuar con la política incluida en la Ley de Asignaciones del año pasado, que excluye los pagos militares especiales que reciben los miembros de las fuerzas armadas desplegados en zonas de combate al momento de determinar los beneficios de cupones para alimentos para sus familias que se encuentran en el hogar.

Por último, la Administración sigue comprometida en proponer la modificación del nombre del programa al Congreso. Continuaremos con el proceso que comenzó en el año 2006 a fin de recabar información relacionada con la modificación del nombre propuesto, y sometida a consideración del Congreso.

Programas de Nutrición para Niños

El presupuesto solicita $13.6 mil millones para los Programas de Nutrición para Niños, que brindan millones de comidas nutritivas a niños en las escuelas y en centros de cuidado infantil todos los días. Este nivel de fondos financiará un aumento en la participación diaria en el programa NSLP de los 30.2 millones de niños que participan actualmente a, aproximadamente, 30.9 millones de niños. Los aumentos solicitados para estos programas también reflejan el aumento en la inscripción en las escuelas, los aumentos de las tasas de pago para cubrir la inflación y los niveles proporcionalmente más altos de servicios de comida para niños en las categorías de comidas gratuitas y a precios reducidos. A fin de garantizar que los Programas de Nutrición para Niños respondan a aumentos imprevistos de participación, la solicitud provee $300 millones en concepto de fondos para contingencias. Esta reserva para contingencias tornaría innecesarios los pedidos de fondos complementarios en épocas de déficit presupuestario. Al igual que el Programa de Cupones para Alimentos, tal déficit podría resultar como consecuencia de un aumento en la participación en el programa mayor del previsto, o por las respuestas en los casos de desastres naturales u otras emergencias nacionales.

Continuamos con la implementación de cambios en el programa y de nuevas actividades que derivan de la reautorización del año 2004 de estos programas, incluyendo el Programa de Frutas y Vegetales. Además, continuamos con nuestras iniciativas para fomentar conductas saludables, a través del apoyo a la implementación de políticas locales de bienestar. Hemos creado el Desafío Escuelas HealthierUS para estimular a las comunidades a mejorar los alimentos que se ofrecen en las escuelas y otros aspectos de un entorno nutricional escolar saludable, y asimismo para reconocer a las escuelas que han efectuado tales mejoras.

El FNS continúa incorporando las recomendaciones de las Guías Alimentarias para los Norteamericanos 2005 en los programas de comidas escolares. La ley establece que las comidas escolares deben ser coherentes con las Guías. Las comidas en el programa NSLP deben proveer un tercio de la Dosis de Dieta Recomendada (RDA, por sus siglas en inglés), mientras que las comidas en el Programa de Desayunos Escolares deben proveer un cuarto de la RDA. Un grupo de trabajo del FNS se encuentra evaluando las nuevas Guías, así como también las normas de nutrientes de la Ingesta de Dieta de Referencia (DRI, por sus siglas en inglés) para identificar cambios potenciales en los patrones alimentarios, dentro de la estructura actual de reembolsos por comidas.

El grupo de trabajo realizará recomendaciones sobre la base de su evaluación. El USDA publicará una regla propuesta con cambios en los patrones alimentarios y solicitará, en forma activa, la opinión pública. Los empleados locales, estatales y federales trabajarán en forma conjunta para implementar los nuevos requisitos, planificar recetas y menús mejorados, modificar contratos para obtener los productos modificados o ingredientes necesarios, y capacitar al personal que prepara y sirve la comida.

Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Bebés y Niños (WIC, por sus siglas en inglés)

La solicitud presupuestaria del Presidente incluye $5.2 mil millones para el Programa WIC. Esta solicitud ofrecerá alimentos, educación nutricional y un enlace para recibir atención médica a un promedio mensual de 8.2 millones de mujeres, bebés y niños necesitados durante el año fiscal 2007, incluyendo a los ex participantes del programa CSFP.

El presupuesto contiene una propuesta que consiste de dos partes y que refleja nuestro compromiso de avalar las actividades esenciales del Programa WIC y reducir el gasto discrecional federal. Proponemos limitar el nivel de financiación de la Administración y Servicios de Nutrición (NSA, por sus siglas en inglés) a no más de un 25 por ciento del total del importe de las asignaciones estatales para el programa WIC para el año fiscal 2007. Consideramos que la reducción del financiamiento de la NSA no provocará un impacto significativo en la prestación de los servicios principales del programa WIC. Se fomentará a los estados a trabajar con el personal del programa federal a fin de buscar la eficiencia en la prestación del programa y así garantizar que la reducción de la financiación de la NSA no afecte los servicios esenciales.

Con expectativas por el año fiscal 2008, el presupuesto propone reemplazar el límite de la NSA con un requisito proporcional estatal del 20 por ciento. El programa WIC es, en la actualidad, uno de los pocos programas federales que no requiere fondos proporcionales por razones administrativas. La propuesta no entrará en vigencia hasta el año fiscal 2008, de manera tal que los estados reciban la notificación adecuada para permitir que sus legislaturas asignen los fondos correspondientes.

La solicitud presupuestaria del Presidente contiene una propuesta para limitar los requisitos de elegibilidad automática (asociada) sobre la base de la participación en Medicaid de aquellas personas cuyos ingresos sean inferiores al 250 por ciento de los niveles federales de pobreza. En el Programa WIC, actualmente los solicitantes pueden cumplir con los requisitos de elegibilidad para recibir los beneficios automáticamente (de forma asociada) sobre la base de su participación en otros programas de medios comprobados como el FSP y Medicaid. No obstante, en algunos estados, Medicaid permite la participación de personas con ingresos mayores a aquellos establecidos para participar en el programa WIC (185 por ciento del nivel federal de pobreza). Esta propuesta centrará mejor los beneficios del programa WIC en aquéllos que más lo necesitan y, si es sancionada, afectará a seis estados (California, Maryland, Minnesota, Vermont, New Hampshire y Rhode Island).

El fondo para contingencias de $125 millones dispuesto en las asignaciones para el año fiscal 2003, y reestablecido en el año fiscal 2005, continúa disponible para el programa. Actualmente no estimamos la necesidad de utilizar la reserva durante el año fiscal 2006 ni en el año fiscal 2007, ya que los recursos disponibles en el año fiscal 2006 y la solicitud presupuestaria del Presidente satisfarán, en su totalidad, las necesidades del programa proyectadas para ambos años.

El FNS continúa con sus iniciativas de revisar y considerar las revisiones en el paquete de alimentos del programa WIC. En septiembre de 2003, el FNS contrató al Instituto de Medicina (IOM) de la Academia Nacional de Ciencias para evaluar, en forma independiente, los paquetes de alimentos del programa WIC. Las recomendaciones del IOM sobre los Paquetes de Alimentos del programa WIC se publicaron en un informe final en abril de 2005. El FNS ha utilizado estas recomendaciones, junto con los comentarios recibidos como resultado de la consulta a la opinión pública acerca de los cambios a los paquetes de alimentos, a fin de desarrollar una regla propuesta para actualizar los paquetes de alimentos del programa WIC. Esta regla propuesta está en proceso de autorización y se espera su publicación para fines de la primavera de 2006.

El presupuesto del Presidente asimismo solicita la continuación de la moratoria para la autorización de las nuevas tiendas que pertenecen únicamente al programa WIC. La moratoria actual fue establecida durante el proyecto de ley de las asignaciones del año fiscal 2006 y vencerá a fines de este año. Creemos que es importante continuar con esta moratoria debido a la incertidumbre que enfrentan los estados con relación a la condición de nuestras reglamentaciones actuales, que implementan nuevos controles administrativos en las autorizaciones para proveedores del programa WIC. Esta incertidumbre surgió como consecuencia de un juicio iniciado por la Asociación Nacional de Tiendas de Comida para Mujeres, Bebés y Niños (National Women, Infants, and Children Grocers Association) y la subsiguiente orden de restricción temporaria (TRO, por sus siglas en inglés) ordenada por un Tribunal Federal de Distrito. Si bien el juicio se resolvió a favor del gobierno, los estados, especialmente aquellos comprendidos en la TRO, se demoraron varios meses en continuar con la implementación de los nuevos requisitos. Por lo tanto, a fin de darle a los estados la oportunidad razonable de implementar los planes aprobados que dan vigencia a estos nuevos requisitos de control de costos, creemos que es prudente continuar con la moratoria.

Programa Suplementario de Productos Básicos (CSFP, por sus siglas en inglés)

El CSFP presta servicios a ancianos y a mujeres embarazadas, que acaban de dar a luz y que están amamantando, a bebés y niños de hasta 6 años de edad, de bajos recursos y que están en riesgo. El presupuesto no requiere financiamiento para este programa, el cual no está disponible a nivel nacional y ofrece los mismos servicios que dos de los programas federales de asistencia nutricional más importantes: el Programa de Cupones para Alimentos y el Programa WIC. Este programa opera en algunas áreas en 32 estados, en el Distrito de Columbia y en dos organizaciones indígenas. Los segmentos de la población a los que el programa CSFP presta sus servicios cumplen con los requisitos para recibir beneficios similares a través de otros programas federales de asistencia nutricional, que les ofrecen flexibilidad para satisfacer sus necesidades individuales. La Administración ha propuesto este cambio para destinar mejor los recursos limitados a aquellos programas principales que están disponibles a nivel nacional y que promueven la equidad y la eficiencia.

La solicitud presupuestaria del Presidente incluye fondos para financiar la transición de los participantes del programa CSFP a los programas de asistencia nutricional del FNS disponibles a nivel nacional, tales como el programa WIC y el programa FSP. El USDA trabajará estrechamente con las agencias estatales del programa CSFP, a fin de asegurar la minimización de los efectos negativos sobre los participantes del programa. Planeamos implementar una estrategia de transición para alentar a las mujeres, bebés y niños que cumplen con los requisitos del programa WIC, para que soliciten el acceso al programa y para alentar a los beneficiarios ancianos del programa CSFP a solicitar el Programa de Cupones para Alimentos.

La solicitud presupuestaria incluye $2 millones para mejorar el alcance comunitario y asistir a las personas que se inscriben en el programa FSP. Los participantes ancianos que abandonen el programa CSFP por la finalización de su financiamiento y aún no reciban los beneficios del programa FSP, tendrán derecho a recibir un beneficio transitorio de $20 por mes. Este beneficio transitorio terminará al finalizar el mes posterior a su inscripción en el programa FSP según las normas habituales del programa, o a los 6 meses, lo que ocurra primero. Las mujeres, bebés y niños participantes en el programa CSFP que cumplan con los requisitos para acceder a los beneficios del programa WIC, serán derivados a este programa. Los productos básicos obtenidos en virtud de los programas de apoyo agrícola, que serían utilizados para financiar el programa CSFP, serán donados para su utilización en otros programas de asistencia nutricional, como por ejemplo el programa TEFAP.

Programa de Emergencia para la Asistencia Alimenticia (TEFAP, por sus siglas en inglés)

Según lo dispuesto en el Proyecto de Ley Agrícola, el presupuesto solicita $140 millones para productos básicos en este importante programa. Nuestra solicitud para los costos de almacenamiento y distribución en los estados, que constituye un apoyo crítico para los bancos de alimentos de nuestra nación, es de $50 millones. El Servicio de Alimentos y Nutrición se compromete a garantizar el flujo continuo de recursos a la comunidad de bancos de alimentos, incluyendo productos básicos adquiridos directamente, financiamiento administrativo y excedente de productos básicos de las actividades de apoyo al mercado del USDA. Gran parte de este financiamiento se destina a organizaciones religiosas a nivel local. Estas donaciones de excedente de productos básicos aumentan de manera significativa la cantidad de productos básicos que están a disposición de las comunidades de bancos de alimentos de fuentes federales.

Programa de Nutrición del Mercado de Granjeros para Ancianos (SFMNP, por sus siglas en inglés)

La solicitud presupuestaria del Presidente incluye dos disposiciones que mejoran el valor de los beneficios del SFMNP. La primera disposición les prohíbe a los granjeros, que venden alimentos en virtud del programa SFMNP, cobrar el impuesto a las ventas sobre las frutas y vegetales frescos comprados mediante cheques o cupones del SFMNP, o que se dan a los beneficiarios elegibles a través de programas agrícolas de apoyo comunitario. La segunda disposición garantiza que el valor de los beneficios otorgados a los beneficiarios elegibles no sea considerado como un ingreso al determinar la elegibilidad para cualquiera de los programas federales o estatales, tales como el programa de cupones para alimentos, TANF, asistencia de energía, y asistencia de vivienda. Asimismo aseguraría que el valor del beneficio del programa SFMNP no fuera considerado como ingreso al calcular las obligaciones tributarias federales y estatales de los beneficiarios. Estas propuestas son consecuentes con la manera en que se tratan los beneficios en los demás programas federales de asistencia nutricional.

Administración de Programas de Nutrición (NPA, por sus siglas en inglés)

Solicitamos $160.4 millones para esta cuenta, lo que representa un aumento de $18.6 millones respecto del año fiscal 2006. Este aumento compensará parcialmente los costos de personal del FNS para el año fiscal 2007. Nuestra solicitud de recursos administrativos federales es necesaria para solventar la administración del programa y las actividades de apoyo de nuestros empleados en todo el país. La cuenta NPA avala tanto la administración del FNS de los programas de asistencia nutricional como las actividades de desarrollo y promoción de la política nutricional del CNPP orientadas al público en general. Las solicitudes específicas para este cuenta incluyen $2 millones para financiar el trabajo continuo en MiPirámide; $4 millones para financiar las iniciativas para mejorar la integridad del programa dentro del Programa de Cupones para Alimentos, y $3 millones para mejorar la coordinación de las iniciativas de educación nutricional de todos nuestros programas.

Nuestra solicitud de $6 millones para financiar las investigaciones esenciales y las actividades de evaluación que analizan las cuestiones acerca de la integridad del programa y la manera de mejorar la prestación de los servicios del programa resulta esencial para la administración de nuestros programas, tal como lo es el pedido de $3.5 millones para solventar la participación del FNS en la iniciativa de la Oficina de Administración y Presupuesto para modernizar e integrar mejor un sistema de administración financiera en el gobierno. Creo firmemente que necesitamos este aumento en el financiamiento de la NPA para poder mantener la responsabilidad por nuestra cartera de $57 mil millones y para ayudar a los estados a administrar eficazmente los programas y proveer acceso a todas las personas que cumplan con los requisitos.

Gracias por la oportunidad de presentar esta declaración escrita.


 

Regresar Arriba