Servicio de Alimentos y Nutricion
InicioQuienes SomosNoticiasAyudaContactenosIngles

 

 

 

  Noticias
 
 

DEPARTAMENTO DE AGRICULTURA DE LOS ESTADOS UNIDOS
Alimentos, Nutrición y Servicios al Consumidor

Declaración de Nancy Montanez Johner
Subsecretaria de Alimentos, Nutrición y Servicios al Consumidor
Ante el Subcomité de Agricultura, Desarrollo Rural, la Administración
de Drogas y Alimentos y Agencias Relacionadas

13 de marzo de 2008

Sra. Presidente y miembros del Subcomité, desde ya les agradezco la oportunidad de poder presentar la solicitud presupuestaria del Gobierno para el año fiscal 2009 para la división Alimentos, Nutrición y Servicios al Consumidor (FNCS) del USDA.

Antes de comenzar mi declaración, quisiera presentarles a los miembros de la dirección del área de misión de la división Alimentos, Nutrición y Servicios al Consumidor que me acompañan hoy. En la mesa de los testigos se encuentran la Subsecretaria Adjunta Kate Houston, quien con anterioridad se desempeñó como Administradora Adjunta en los Programas Especiales de Nutrición en el Servicio de Alimentos y Nutrición (FNS) y hoy comparece ante el Subcomité por primera vez y el Administrador del FNS, Roberto Salazar.

Hoy comparezco ante ustedes para presentar la solicitud presupuestaria del Presidente para el año fiscal 2009 para el FNS y el Centro de Políticas y Promoción de la Nutrición (CNPP). Durante los últimos ocho años, nuestro compromiso con los programas de asistencia nutricional se ha guiado por tres sencillos principios: reducir el hambre y la inseguridad alimenticia al garantizar que todos los estadounidenses que sean elegibles y deseen participar puedan recibir los servicios de los programas con facilidad, dignidad y respeto; ayudar a nuestros clientes a adquirir no sólo buenos alimentos, sino también las habilidades nutricionales y la motivación que necesitan para mejorar el bienestar de sus familias; y, por último, ser administradores serios y responsables de la inversión pública en estos programas considerables e importantes.

Guiados por estos sencillos pero poderosos principios y colaborando estrechamente con nuestros socios estatales, hemos hecho grandes progresos para alcanzar los objetivos que el Gobierno estableció para FNCS. Desde el año fiscal 2001, la participación entre las personas elegibles ha aumentado en todos nuestros principales programas, reflejando así el éxito de nuestros esfuerzos para ampliar el conocimiento y la comprensión de los beneficios y requisitos de nuestros programas entre las personas elegibles y para mejorar la experiencia de los participantes relativa al acceso a dichos beneficios. Durante el mismo período, ha sido evidente nuestro compromiso de proporcionar a nuestros participantes alimentos nutritivos y la información necesaria para tomar decisiones inteligentes con respecto a los alimentos y la actividad física. Desde el año fiscal 2001, nuestra inversión anual en educación y promoción de nutrición ha aumentado más de un 65 por ciento, de aproximadamente $475 millones a cerca de $788 millones en nuestra solicitud presupuestaria para el año fiscal 2009. Hemos examinado cuidadosamente los alimentos básicos que ofrecemos directamente a nuestros socios y participantes y hemos tomado medidas significativas para mejorar dichos alimentos al reducir el contenido de grasas y sodio en los casos correspondientes y aumentar la disponibilidad de frutas y verduras.

Además, hemos trabajado arduamente para mejorar la administración de dichos programas a nivel federal, estatal y local y para disminuir los pagos incorrectos. Me enorgullece informar que tenemos resultados concretos que demuestran nuestros esfuerzos. Los niveles de pago correcto en el Programa de Cupones para Alimentos han mejorado progresivamente durante los últimos ocho años y actualmente se encuentran cerca de niveles elevados sin precedentes. Al mismo tiempo, la mejor información disponible indica que el índice del tráfico de beneficios ha experimentado un descenso firme y sostenido. En los programas de comidas escolares hemos desarrollado y recientemente publicado el primer cálculo nacional de pagos correctos. Este es un paso fundamental hacia una mejor comprensión de este problema complejo y el desarrollo de políticas que mejoren la precisión sin comprometer el acceso a beneficios por parte de las familias de bajos ingresos ni incrementar indebidamente la carga para las escuelas.

Estoy orgullosa de nuestros logros y honrada de trabajar para un Presidente que tiene un compromiso claro y continuo con estos programas que protegen contra el hambre a niños, ancianos y unidades familiares de bajos recursos y que ayudan a evitar los riesgos de salud relacionados con una nutrición deficiente y la falta de actividad física.

Sra. Presidente, esta solicitud presupuestaria de $64.1 mil millones refleja el desafío fundamental que se nos plantea a todos: garantizar que se satisfagan las necesidades de todas las personas elegibles que buscan participar en nuestros programas y, al mismo tiempo, tratar de ocuparnos directa y responsablemente de los niveles insostenibles de gastos deficitarios y deuda federal. Hemos tomado la precaución de asegurarles a todas las personas que cumplen con los requisitos, y para quienes trabajamos, el acceso a los programas de asistencia nutricional. Hemos tomado decisiones difíciles y hemos redactado una solicitud presupuestaria que hace que cada dólar genere el máximo beneficio para las poblaciones vulnerables que acceden a nuestros programas y para todo el país en su conjunto. Los fondos solicitados en el presupuesto avalan absolutamente nuestras mejores estimaciones en cuanto a la demanda de servicios que prestan los programas y el costo de los principales programas de asistencia nutricional del año fiscal 2009.

  • Esto incluye un nivel promedio de participación mensual de 28.0 millones de personas en el Programa de Cupones para Alimentos, un incremento de aproximadamente 200,000 con respecto al año fiscal 2008 y de más de 11 millones con respecto al año fiscal 2001. Este aumento indica que hemos tenido éxito en mejorar la tasa de participación entre las personas elegibles. Desde el año fiscal 2001 hasta el año fiscal 2005, el último año sobre el que existen datos disponibles, la tasa de participación del Programa de Cupones para Alimentos aumentó de un 54 a un 65 por ciento.

  • Se prevé que la participación en el Programa WIC alcanzará un nivel sin precedentes en el año fiscal 2009. Aunque con respecto al año fiscal 2008 este aumento no es muy marcado, desde el año fiscal 2001 la participación ha aumentado en un 18 por ciento ó en 1.3 millones de participantes.

  • En cuanto a los programas de comidas escolares, se espera que el servicio de comidas diarias suministrado a nuestros jóvenes llegue a 32.1 millones de estudiantes en el Programa Nacional de Almuerzos Escolares y a 11.2 millones de estudiantes en el Programa de Desayunos Escolares.

En el nivel más básico, el acceso garantizado a los programas debe comenzar por asegurar la disponibilidad de suficientes recursos para que todos los que cumplan con los requisitos y tengan necesidades puedan tener un acceso rápido a los beneficios. El presupuesto del Presidente para el año fiscal 2009 solicita fondos para garantizar los niveles previstos de participación en el Programa de Cupones para Alimentos, en los Programas de Nutrición Infantil y en el Programa WIC. El fuerte compromiso del Gobierno para financiar adecuadamente estos programas esenciales reconoce las dificultades inherentes en cuanto a la previsión de la futura demanda de servicios que prestan los programas. Si nuestros cálculos en cuanto a la participación en los programas o los costos resultaran ser insuficientes, continuaremos garantizando el acceso a los programas a todas las personas elegibles, un objetivo fundamental del Presidente, a través de las reservas para contingencias. En el Programa de Cupones para Alimentos continuamos con la solicitud de una reserva para contingencias de $3 mil millones, procurando una reserva total de $6 mil millones para el programa. Estos fondos son particularmente importantes si el programa experimenta un período de aumento de inscripciones en situaciones tales como emergencias o desastres naturales. En cuanto al Programa WIC, se solicitan $150 millones para reponer la reserva para contingencias a fin de asegurar que los alimentos esenciales, la educación nutricional y los servicios de derivaciones de atención médica se encuentren a disposición de mujeres, bebés y niños elegibles que los necesiten.

La solicitud presupuestaria incluye además $2.5 millones a fin de que podamos analizar nuevas maneras de llegar mejor a aquellos segmentos de la población que históricamente se han visto menos beneficiados. Específicamente, con estos recursos probaríamos estrategias para incrementar las tasas de participación en el Programa de Cupones para Alimentos entre ancianos y familias de bajos ingresos que trabajan.

Nuestros programas brindan asistencia nutricional, incluyendo el acceso a alimentos saludables y a educación y promoción de nutrición, a fin de apoyar y fomentar un estilo de vida sano y saludable. Teniendo en cuenta esta misión nutricional, desempeñamos un papel fundamental en la respuesta federal integral a la creciente amenaza a la salud pública que representan el sobrepeso y la obesidad, los cuales afectan a más de la mitad de la población adulta estadounidense.

Los programas federales de asistencia nutricional desempeñan una función esencial en este apremiante problema de salud pública ya que no sólo brindan acceso a alimentos sanos y saludables, sino que también promueven una mejor salud mediante la educación nutricional y la promoción de la actividad física. Los servicios de los programas del FNS, junto con el trabajo del CNPP para mejorar la alimentación de todos los estadounidenses, son un componente clave de la Iniciativa Healthier US (EE.UU más saludable) del Presidente. En mi opinión, el público estadounidense recibe un buen servicio a través de las contribuciones que el USDA realiza para abordar los serios problemas de nutrición y salud que enfrentamos actualmente. Esta solicitud presupuestaria incluye aproximadamente $788 millones en recursos específicamente ligados a mejorar la alimentación, el conocimiento y los hábitos nutricionales y a promover la importancia de la actividad física entre las personas a quienes prestamos servicios.

La solicitud presupuestaria incluye $2 millones que permitirán que el FNS realice la cuarta Evaluación Alimenticia de la Nutrición Escolar. Esta actividad de recabación y análisis de datos nos brindará conocimientos esenciales para nuestros esfuerzos continuos a efectos de mejorar la calidad nutricional de los programas de comidas escolares. Además, se incluyen $2 millones para facilitar las pruebas y la evaluación de prácticas estatales prometedoras en cuanto a educación nutricional sobre los cupones para alimentos. Creemos que este trabajo, en última instancia, acarreará mejoras en la eficacia con la cual enviamos mensajes nutricionales a las unidades familiares que reciben cupones para alimentos.

El CNPP continúa desempeñando una función integral en el desarrollo y la promoción de la educación nutricional y de las guías alimentarias actualizadas. Las Guías Alimentarias para los Estadounidenses (Guías), que, cada 5 años, publican en forma conjunta el USDA y el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. (HHS), son la piedra angular de la política federal de nutrición y permiten que el Gobierno Federal hable a través de una única voz. Actualmente, nos encontramos comenzando el desarrollo de las Guías 2010, una iniciativa que encabezaremos durante los próximos tres años. Esta solicitud pone de relieve un aumento de $2 millones para apoyar los esfuerzos del CNPP en esta función de liderazgo y para mantener y mejorar el sistema de orientación alimentaria, MyPyramid.gov, que ha sido muy bien recibido y es una de las páginas Web federales más frecuentemente visitadas por el público.

Con esta solicitud presupuestaria, solicitamos que el país nos confíe más de $64 mil millones en recursos públicos. Somos muy conscientes de la inmensa responsabilidad que esto representa. Para mantener el alto nivel de confianza del público, que nos hemos ganado como buenos administradores de los recursos de que disponemos, proseguiremos con nuestro continuo compromiso en cuanto a la integridad de los programas como parte esencial de nuestra misión de ayudar a las personas vulnerables a las que estos programas prestan servicios.

Éste no es un compromiso nuevo; nuestra exitosa trayectoria es clara. Aunque la tasa de pagos correctos del 94.01 por ciento en 2006 para el Programa de Cupones para Alimentos muestra una ligera disminución con respecto al 94.16 por ciento del año fiscal 2005, esta tasa representa el tercer año consecutivo de errores por debajo del 6 por ciento y refleja una notable mejora con respecto al 91.34 por ciento del año 2001. A medida que disponemos de datos sobre el año fiscal 2007, los indicios iniciales nos demuestran que esta área continuará cosechando logros.

Nuestra solicitud presupuestaria incluye un aumento de $5.7 millones en la cuenta de la Administración de Programas de Nutrición destinados a mantener las exitosas asociaciones que hemos establecido al trabajar con colegas a nivel estatal a fin de mejorar la eficiencia, eficacia e integridad financiera con las que se administran todos los programas de asistencia nutricional. También continuamos desarrollando estrategias para mejorar la precisión de las determinaciones de elegibilidad en nuestros Programas de Nutrición Infantil, preocupación que comparten todos aquellos a quienes les importan estos programas. La solicitud presupuestaria contiene $1 millón para la cuenta de los Programas de Nutrición Infantil que nos permitirá ampliar trabajos financiados en el año fiscal 2008 y en años anteriores a fin de desarrollar cálculos iniciales de pagos correctos para el Programa de Alimentos para el Cuidado de Niños y Adultos, conforme lo exigido por la Ley de Información de Pagos Incorrectos de 2002. La solicitud presupuestaria incluye además $4.5 millones para la demostración y evaluación de nuevas e innovadoras maneras de modernizar el proceso de solicitud del Programa de Cupones para Alimentos. Esperamos que este esfuerzo reporte beneficios en la simplificación del proceso y la reducción de la carga administrativa para los participantes así como también en el perfeccionamiento de la precisión con la que se hacen las determinaciones de beneficios.

Los recursos administrativos federales previstos en este presupuesto nos permitirán continuar colaborando estrechamente con nuestros socios estatales y locales en estas iniciativas esenciales de integridad, continuando con nuestros éxitos en el Programa de Cupones para Alimentos y con nuestros esfuerzos intensificados en los Programas de Nutrición Infantil.

Para continuar, quisiera tratar en mayor detalle algunas de las propuestas clave comprendidas en la solicitud presupuestaria del Presidente para el año fiscal 2009.

Programa de Cupones para Alimentos

El Programa de Cupones para Alimentos se financia en su totalidad mediante $43.3 mil millones en el presupuesto del Presidente. Esto financiará una participación promedio prevista de 28.0 millones de personas por mes. Este nivel récord de participación en el programa constituye un aumento de alrededor de 200,000 personas por sobre la actividad esperada para el año fiscal 2008. Aunque este aumento en la participación prevista refleja, en parte, las inquietudes acerca del futuro de la economía, también refleja el triunfo de los esfuerzos del Gobierno en conjunción con nuestros socios estatales y locales para mejorar el éxito del programa y prestar servicios a aquellos segmentos de la población que históricamente se han visto menos beneficiados, incluyendo a familias de bajos ingresos que trabajan, ancianos y la comunidad hispana.

Si nuestro cálculo en cuanto a la participación o el costo del programa del año fiscal 2009 resultara ser insuficiente, el programa continuará protegido mediante las reservas para contingencias, propuestas en $3 mil millones de nueva facultad presupuestaria para el año fiscal 2009. Como una alternativa a las reservas para contingencias, la solicitud del Presidente ofrece una propuesta de facultad indefinida. Esta forma de asignación eliminaría la necesidad de asignar una reserva anual para contingencias, garantizando, al mismo tiempo, que los fondos suficientes estén disponibles para satisfacer los componentes del programa relativos al derecho a participar en él.

Programas de Nutrición Infantil

Se solicita un aumento de $554.3 millones para los Programas de Nutrición Infantil, incluyendo nuestros tres programas principales que prestan servicios a niños: el Programa Nacional de Almuerzos Escolares, el Programa de Desayunos Escolares y el Programa de Alimentos para el Cuidado de Niños y Adultos. Este aumento financiará el continuo crecimiento de los servicios de comidas de estos programas con más de 9 mil millones de comidas apetitosas y nutritivas suministradas a todos nuestros niños en las escuelas y en muchos entornos de cuidado infantil. Desde el año fiscal 2001, la participación diaria promedio en el Programa Nacional de Almuerzos Escolares aumentó de 27.4 millones a aproximadamente 32.1 millones en el año fiscal 2009. En el Programa de Desayunos Escolares, se atenderá diariamente a cerca de 11.2 millones de niños en el año fiscal 2009, en comparación con los 7.8 millones del año fiscal 2001.

Estos programas desempeñan un papel fundamental mejorando la alimentación de nuestros niños y promoviendo el conocimiento del papel que desempeñan las elecciones de alimentos saludables y la actividad física en el bienestar general. A fin de garantizar que se satisfagan estos objetivos esenciales de los programas, la financiación de los Programas de Nutrición Infantil ha crecido más de un 50 por ciento desde el año fiscal 2001, reflejando un incremento considerable en el aumento de la participación. Continuamente nos esforzamos para garantizar que los servicios de estos programas se presten de tal forma que promuevan el acceso a todos los niños elegibles, que reflejen las prácticas nutricionales más recientes y sustentadas científicamente, y que protejan la inversión pública.

Programa WIC

En el año fiscal 2009, la solicitud presupuestaria del Presidente de $6.1 mil millones para el Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Bebés y Niños (WIC) prevé brindar apoyo esencial a un promedio mensual récord de 8.6 millones de mujeres, bebés y niños. Esto representa un aumento de aproximadamente 100,000 participantes al mes por encima del nivel de participación estimado para el año fiscal 2008. Dentro de esta solicitud de asignación, el fondo para contingencias del programa se restablece al nivel de los $150 millones. La reserva para contingencias, propuesta inicialmente por este Gobierno en el año fiscal 2003, reconoce la incertidumbre que enfrenta el programa con respecto a los costos futuros de los alimentos y a la demanda de los servicios que presta el programa. Además, la reserva concede al Secretario la autoridad de destinar recursos a estados que experimenten dificultades de manera rápida y fuera de la fórmula estándar para subvenciones. Esta flexibilidad es esencial para nuestra capacidad para ocuparnos rápida y eficazmente de aumentos imprevistos en los costos de los alimentos o en la participación como sucedió en el año fiscal 2007.

Por último, la solicitud incluye $14.9 millones para continuar nuestra iniciativa de asesoramiento entre pares, diseñada para mejorar las tasas de comienzo y continuidad del amamantamiento entre las participantes del Programa WIC.

El proyecto presupuestario para el año fiscal 2009 continúa solicitando la restricción de la elegibilidad asociada basada en la participación en Medicaid a aquellas personas cuyos ingresos sean inferiores al 250 por ciento del nivel federal de pobreza. En todos los programas federales de asistencia nutricional, el Gobierno se compromete a asegurar que los beneficios estén orientados a aquéllos que más los necesitan. Los solicitantes del Programa WIC actualmente pueden tener elegibilidad para recibir los beneficios automáticamente o en forma asociada sobre la base de su participación en otros programas con comprobación de recursos, como el Programa de Cupones para Alimentos y Medicaid. Sin embargo, en algunos estados, las personas con ingresos significativamente superiores al 185 por ciento del nivel de pobreza establecido para participar en el Programa WIC son elegibles para participar en Medicad. Este año nuevamente, proponemos limitar esta práctica a aquellas personas cuyos ingresos son inferiores al 250 por ciento del nivel federal de pobreza.

El presupuesto también refleja el compromiso del Gobierno de trabajar con sus socios estatales para administrar los costos del programa a fin de asegurar el acceso futuro a este programa crítico por parte de todos quienes cumplan con los requisitos y requieran servicios. Históricamente, las agencias estatales del Programa WIC han tenido mucho éxito en la contención de los costos de alimentos. A fin de alentar a las agencias estatales a que colaboren con nosotros para lograr un éxito similar en la contención de costos de Administración y Servicios de Nutrición (NSA), el presupuesto propone que los fondos disponibles para NSA para el año fiscal 2009 se limiten a una subvención administrativa garantizada por participante (AGP) de $14.97, el nivel del año fiscal 2007. Este nivel reducido de AGP alentaría a nuestros socios estatales a esforzarse para lograr eficacia administrativa y a permitir una mayor proporción de fondos asignados para ser utilizados para beneficios alimenticios. Se calcula que, sin esta propuesta, la asignación adicional necesaria para el año fiscal 2009 sería de $145 millones.

Programa Suplementario de Comestibles Básicos (CSFP)

La solicitud presupuestaria del Presidente para el año fiscal 2009 no financia el CSFP. Enfrentamos desafíos y decisiones difíciles con relación a los recursos presupuestarios discrecionales y hemos optado por no solicitar financiación para este programa por diversas razones. En primer lugar, el CSFP no está disponible en todos los estados. Actualmente funciona en áreas limitadas de 32 estados, dos reservaciones indígenas y en el Distrito de Columbia. En segundo lugar, sus beneficios se superponen, en gran medida, con aquellos disponibles a través de otros programas de asistencia nutricional. Por último, creemos que nuestros recursos limitados están mejor enfocados en aquellos programas que están universalmente disponibles para atender a estos grupos necesitados. La prioridad del Gobierno es asegurar la integridad constante de la red nacional de seguridad de asistencia nutricional, incluidos el Programa de Cupones para Alimentos y el Programa WIC. No obstante, queremos expresar nuestro reconocimiento a nuestros socios del CSFP a nivel estatal y local que han trabajado en nombre de este programa.

El FNS colaborará estrechamente con las agencias estatales del CSFP para asegurar que cualquier efecto negativo sobre los participantes del programa sea minimizado y que los participantes sean transferidos lo más rápidamente posible a otros programas de asistencia nutricional para los cuales son elegibles. La solicitud presupuestaria incluye fondos para respaldar la transición de los participantes del CSFP a los programas de asistencia nutricional del FNS disponibles a nivel nacional, tales como el Programa WIC y el Programa de Cupones para Alimentos. El presupuesto solicita $2 millones para realizar iniciativas de alcance comunitario y ayudar a las personas a inscribirse en el Programa de Cupones para Alimentos.

Los participantes ancianos que todavía no estén recibiendo los beneficios de los cupones para alimentos serán elegibles para recibir un beneficio de transición por valor de $20 por mes que concluye al finalizar el primer mes posterior a su inscripción en el Programa de Cupones para Alimentos según las normas habituales del programa, o a los 6 meses, lo que ocurra primero. Las mujeres, los bebés y los niños que participen en el programa CSFP y cumplan con los requisitos para acceder a los beneficios del Programa WIC serán derivados a este programa. Los comestibles básicos obtenidos a partir de los programas de apoyo agrícola serán redistribuidos para su uso en otros programas de asistencia nutricional, tales como TEFAP.

Programa de Asistencia Alimentaria de Emergencia (TEFAP)

El TEFAP cumple una función fundamental de apoyo a los bancos de alimentos del país. Este apoyo se brinda en forma tanto de comestibles básicos para distribución como de financiamiento administrativo para cubrir los costos estatales de almacenaje y distribución de los comestibles básicos. Gran parte de este financiamiento pasa de los estados a organizaciones religiosas, que son las piedras angulares de la comunidad de los bancos de alimentos. El presupuesto del Presidente solicita el nivel total autorizado de $140 millones para financiar la compra de comestibles básicos para el TEFAP. Los recursos alimenticios adicionales están disponibles a través de la donación de excedentes de comestibles básicos provenientes de las actividades de apoyo al mercado del USDA. Los costos administrativos estatales y locales, que respaldan a la comunidad de bancos de alimentos, se financian con $49.5 millones en la solicitud presupuestaria del Presidente.

Administración de Programas de Nutrición

Solicitamos $150.3 millones para nuestra cuenta de Administración de Programas de Nutrición, lo que refleja un aumento de $8.7 millones en nuestra financiación administrativa federal. Esta cuenta financia la administración y supervisión federal de una cartera de recursos para programas que asciende a $64.1 mil millones y la contabilidad de más del 66 por ciento del presupuesto total del USDA.

Un componente esencial de la solicitud de este año es un aumento de $5.7 millones para financiar la continuidad de nuestros esfuerzos de integridad y responsabilidad en todos los programas de asistencia nutricional. Estos recursos financiarían hasta 35 años de personal dedicado a mejorar la eficiencia, eficacia e integridad financiera de la red de seguridad nutricional del país. Si bien estoy muy orgullosa de nuestros logros en cuanto a la optimización de la administración de nuestros programas, mantener esos triunfos y lograr un mayor perfeccionamiento es un desafío. Esta solicitud representa una pequeña inversión que reportará grandes beneficios en nuestros continuos esfuerzos para garantizar que brindamos los beneficios justos a la gente más indicada.

La solicitud presupuestaria también incluye $2 millones para financiar las actividades del CNPP. Estos recursos ayudarán al CNPP a medida que continúa su función de liderazgo gubernamental en el proceso de las Guías Alimentarias para los Estadounidenses 2010. Por ley, el USDA y el HHS deben revisar y actualizar las Guías Alimentarias para los Estadounidenses al menos cada cinco años. El proceso de revisión para la actualización del 2010 ya está en marcha en el año fiscal 2008. La finalización exitosa de estas iniciativas de planificación e implementación promoverá el objetivo del Gobierno Federal de hablar a través de una única voz en relación con las cuestiones de políticas nutricionales y promoverá el objetivo del USDA de mejorar la alimentación de los estadounidenses al brindar información nutricional sólida y sustentada científicamente.

Los recursos solicitados dentro de este presupuesto son esenciales para garantizar que FNCS pueda continuar llevando a cabo con éxito los deberes de administración básica de los programas, supervisión y administración fiscal. Con sólo aumentos nominales para la administración básica de los programas durante la mayoría de los años, FNCS ha reducido su nivel de empleados federales de manera significativa. Hemos compensado estos cambios al trabajar de manera más inteligente mediante la reevaluación de nuestros procesos comerciales, la reestructuración de nuestra estructura organizativa, la creación de sólidas alianzas con entidades estatales y locales que administran nuestros programas y el aprovechamiento de las innovaciones tecnológicas. Estoy sumamente orgullosa de nuestros logros y continúo buscando nuevas formas de enfrentar los desafíos que se nos presentan.

Sra. Presidente, agradezco la oportunidad de poder presentarle esta solicitud presupuestaria. Me complacerá responder cualquier pregunta que pudieran tener.
 


Última actualización:  01/25/2012