Servicio de Alimentos y Nutricion
InicioQuienes SomosNoticiasAyudaContactenosIngles

 

 

 

  Noticias
 
 

DEPARTAMENTO DE AGRICULTURA DE LOS ESTADOS UNIDOS
Servicio de Alimentos y Nutrición

Declaración de Eric M. Bost, Subsecretario para
Alimentos, Nutrición y Servicios al Consumidor
Ante el Subcomité de Agricultura, Desarrollo Rural,
Administración de Drogas y Alimentos y Agencias Relacionadas

7 de marzo de 2002

Gracias Sr. Presidente y miembros del Subcomité por darme esta oportunidad de presentarles nuestras solicitudes de presupuesto para el año fiscal 2003. Como ésta es mi primera comparecencia ante el Comité, me gustaría presentarme brevemente.

Fui confirmado como Subsecretario para Alimentos, Nutrición y Servicios al Consumidor (FNCS) en junio de 2001. Antes de eso, presté servicio durante casi cuatro años como Comisionado del Departamento de Servicios Humanos de Texas, una de las agencias de servicios humanos más grandes del país, bajo George W. Bush, gobernador en aquél entonces. Como Comisionado, fui responsable de administrar los programas Estatales y Federales que prestan servicios todos los meses a más de 2 millones de Texanos necesitados, ancianos o incapacitados. Tomé ese puesto al cabo de más de veinte años de experiencia en la administración de agencias de servicios humanos en todo el país, incluyendo Arizona, Pennsylvania, Florida, Carolina del Norte y el Distrito de Columbia.

Si me lo permiten, también me gustaría presentar a tres miembros nuevos del equipo de FNCS. Suzanne Bierman, la Subsecretaria Adjunta para Alimentos, Nutrición y Servicios al Consumidor, el Dr. Peter Murano, el Administrador Adjunto para Programas Especiales de Nutrición del Servicio de Alimentos y Nutrición y Steven Christensen, el Director Adjunto a Cargo del Centro de Políticas y Promoción de la Nutrición.

Cuando el Presidente Bush y la Secretaria Veneman me pidieron que me integrara al equipo del Departamento de Agricultura, estuve extremadamente complacido de tener la oportunidad de poner en práctica mi experiencia para administrar y mejorar eficazmente los programas federales de asistencia nutricional - programas que usan la abundancia de la agricultura americana para promover la nutrición y la salud de nuestro país. Me siento afortunado especialmente de tener la oportunidad de participar personalmente en la reautorización de los Programas de Cupones para Alimentos y Nutrición para Niños. Todos nosotros en FNCS esperamos colaborar con ustedes y el personal de comité para realizar la mejor labor posible de administrar los programas de asistencia nutricional. Todos los aquí presentes saben cuán importante son estos programas, pero me gustaría citar sólo unos cuantos hechos que recalcan su importancia:

  • Sabemos que la mala dieta es un factor importante en 4 de las 10 causas principales de muerte en los Estados Unidos - enfermedad coronaria, cáncer, derrames e hipertensión y diabetes;

  • Sabemos que la mala nutrición y la falta de actividad física son responsables de 300,000 muertes al año;

  • Sabemos que el costo económico de la mala nutrición representa por lo menos $200 mil millones al año en costos médicos y pérdida de productividad; y

  • Sabemos que la participación en los programas de alimentación en las escuelas conduce a mejores resultados educativos.

Los programas federales de asistencia nutricional juegan un papel crítico en la promoción de la salud y la prevención de los problemas médicos relacionados con la dieta garantizando acceso a alimentos nutritivos a quienes los necesiten y promoviendo mejores dietas y actividad física a través de educación y promoción nutricional a los participantes de los programas. La necesidad de mejorar las dietas para combatir el sobrepeso y la obesidad se extiende al público en general. Nuestra solicitud también financia el Centro de Políticas y Promoción de la Nutrición de USDA que trabaja con el Departamento de Salud y Servicios Humanos y con otras agencias para promover la buena nutrición de todos los americanos.

Yo veo el enfoque de mi responsabilidad como Subsecretario en términos de dos objetivos amplios: primero, garantizar que todas las personas que sean elegibles para participar en los programas federales de asistencia nutricional tengan la oportunidad de hacerlo si así lo desean; segundo e igual de importante, garantizar la integridad de los programas mediante la buena administración pública. Para el año fiscal 2003, el Presupuesto del Presidente pide un total de $41.9 mil millones en autorizaciones presupuestarias para [la división de] Alimentos, Nutrición y Servicios al Consumidor. Esto financia la operación de programas federales de asistencia nutricional, así como un conjunto de iniciativas importantes que deberán impulsar el acceso a, y la integridad de nuestro programa. Durante el resto de mis comentarios, me gustaría señalar unos cuantos componentes clave de nuestra solicitud.

El Nivel Más Alto de Financiamiento para el Programa WIC

El presupuesto del Presidente incluye $4.8 mil millones para el Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Bebés y Niños, el programa WIC. El nivel solicitado, que representa un aumento de $364 millones sobre el año fiscal 2002, permitirá que, durante el año fiscal 2003, las comunidades locales provean alimentos, educación de nutrición y una conexión para recibir cuidado médico a un promedio mensual de 7.8 millones de mujeres, bebés y niños necesitados. La solicitud incluye un fondo para contingencias de $150 millones que pueden usarse como sea necesario si los costos de los alimentos, o la participación en el programa, exceden los estimados actuales.

Esta solicitud refleja el aumento en demanda del programa WIC durante el año fiscal 2001 que continuó hasta este año fiscal. La participación llegó a 7.52 millones en octubre de 2002, un récord. También refleja el compromiso firme de esta Administración de garantizar que los recursos se asignen debidamente a programas que hacen una verdadera diferencia en las vidas de las personas. WIC es precisamente uno de esos programas, con un impresionante conjunto de resultados de investigación que demuestran que es una buena inversión del dinero de los contribuyentes. Como dijo el Presidente en su discurso radial de enero que resaltó su presupuesto, tenemos que establecer prioridades para que el gobierno responda a las necesidades más importantes del país. Nuestra solicitud para WIC hace precisamente eso.

Programa Nutricional del Mercado de Granjeros (Farmers’ Market)

Al mismo tiempo que dirigimos recursos hacia las prioridades más importantes, también tenemos que estar dispuestos a tomar decisiones difíciles de no financiar programas que, aunque en cierta medida dignos, no respaldan esas prioridades de la manera más eficaz. Esto también se refleja en nuestra solicitud.

El presupuesto del Presidente no provee financiamiento para el Programa Nutricional de Mercado de Granjeros durante el año fiscal 2003. Aunque todos estamos de acuerdo en que apoyar a los granjeros de América y proveerles a familias de bajos ingresos el acceso a frutas y verduras frescas es una meta laudable, FMNP es un programa pequeño que no está en operación en todos los estados, que no está en operación en todo el estado en los estados participantes y que provee beneficios limitados a solo algunos participantes del programa WIC. Aunque FMNP es un programa digno, la Administración ha tomado la difícil decisión de descontinuar su financiamiento como parte del esfuerzo de enfocarse en programas que tienen una base amplia y están establecidos más universalmente. Este tipo de decisión difícil es central en cuanto a las responsabilidades de la Administración y nosotros aceptamos la necesidad y la responsabilidad de tomar esas decisiones difíciles.

Conservación de la Reserva de Beneficios del Programa de Cupones para Alimentos

Nuestra solicitud para el año fiscal 2003 también mantiene la reserva completa de $2 mil millones en beneficios de Cupones para Alimentos asignados por el Congreso en el año fiscal 2002. Como saben, una de las fortalezas más grandes de la red de seguridad nutricional federal es su habilidad de responder a los cambios económicos. Las dificultades económicas actuales no son la excepción. En noviembre de 2001, el Programa de Cupones para Alimentos prestó servicios a 18.5 millones de personas, 1.4 millones más que un año atrás. Casi todos los estados están prestando servicios a más personas que hace un año y la participación ha aumentado en 14 de los 16 meses entre julio de 2000 y noviembre de 2001. Esperamos usar la mayor parte de la reserva de $2 mil millones este año, pero no creemos que necesitaremos una asignación suplementaria. Para el año fiscal que viene, recomendamos continuar la reserva de beneficios al nivel de $2 mil millones.

Iniciativas de Integridad de los Programas

Como mencioné anteriormente, veo la administración eficaz de los fondos federales como una responsabilidad central de nuestra área de misión y mía personalmente. Me complace informar ciertos éxitos en esta área, pero también debo notar retos sustanciales continuos. Nuestra solicitud incluye fondos para financiar mayores actividades de integridad de los programas para responder a un número de asuntos de importancia crítica:

Exactitud de los Pagos de Cupones para Alimentos

El Programa de Cupones para Alimentos es la piedra angular de la defensa de nuestro país contra el hambre, y es una herramienta poderosa para mejorar la nutrición de las familias y personas de bajos ingresos. Pero para que el programa sea eficaz al prestar servicios a los grupos de población más necesitados, debe proveer beneficios precisos. Las personas elegibles para recibir beneficios del programa deben tener acceso fácil al mismo y las sumas que reciban deben ser las sumas permitidas bajo la ley - ni más ni menos.

Como es posible que sepan, la exactitud de los pagos de cupones para alimentos se encuentra a su nivel más alto. En el año fiscal 2000, 91.1% de todos los beneficios de cupones para alimentos se otorgaron correctamente. Desafortunadamente, esto aún significa que los estados otorgaron aproximadamente 6.5% en beneficios de más y aproximadamente 2.4% en beneficios de menos (personas que debieron haber recibido más beneficios en realidad recibieron menos). El resultado de esto es que se cometieron errores de pago por $1.33 mil millones -- $970 millones en pagos de más y $360 millones en pagos de menos. Esto sucedió bajo el sistema de Control de Calidad existente, que proponemos afinar y mejorar vía propuestas que yo ayudé a redactar en el presupuesto del Presidente. Como comentario personal, tengo buen conocimiento de cómo funciona el Control de Calidad a nivel estatal, y me enorgullece señalar que como Comisionado del Estado de Texas pude mejorar sustancialmente la exactitud de los pagos de nuestro Programa de Cupones para Alimentos; logrando un mayor nivel de financiamiento durante tres años al mantener una tasa de errores muy por debajo del promedio nacional. Sin embargo, a pesar de los logros en Texas, y del reciente progreso a nivel nacional en cuanto a tasas de errores, los costos de los errores son todavía demasiado altos. Cada punto porcentual de aumento en la tasa de errores representa aproximadamente $200 millones en pagos incorrectos.

El aumento de pagos de más, que constituye una fracción de los casos, representa una verdadera pérdida para los contribuyentes americanos y podría socavar el apoyo del programa y sus participantes. Igual de importante, un aumento en pagos de menos representa una pérdida verdadera para las familias y las personas de bajos ingresos que necesitan asistencia.

El presupuesto del Presidente propone un método completo y equilibrado para reformar el sistema actual de Control de Calidad que no sólo garantiza un alto grado de integridad del programa, sino que también simplifica el programa para los estados que lo administran y hace que sea más fácil para los ciudadanos comprender y cumplir con los requisitos del programa. La propuesta de la Administración enfocará sus sanciones en los estados que tienen las tasas de errores más graves y constantemente altas, y reemplazará los actuales aumentos de financiamiento con $70 millones en bonos anuales por desempeño que equilibrarían la exactitud de los pagos con el servicio a los clientes y otras medidas del resultado del programa.

Busco su apoyo para reformar el sistema de Control de Calidad de manera que provea algún alivio a los estados mientras equilibra la necesidad de mantener y mejorar la integridad de nuestro programa.

Los casos del programa de Cupones para Alimentos están aumentando como respuesta a la actual recesión económica. Con la demanda a capacidad sobre los recursos administrativos estatales y la presión cada día más grande de eliminar los déficits presupuestarios de los estados, la atención a la administración del programa y la exactitud de los pagos puede sufrir si no hay un sistema de Control de Calidad que responsabilice a los estados.

Tráfico Ilegal de Cupones para Alimentos

El tráfico ilegal de beneficios de cupones para alimentos a cambio de dinero en efectivo por tiendas autorizadas sigue siendo una grave preocupación. Aunque los datos más recientes, recopilados de 1996 a 1998, muestran una reducción sustancial en el tráfico ilegal en comparación con estimados anteriores, el volumen de beneficios mal usados - estimado en $660 millones anuales - es aún demasiado alto. Nuestra solicitud financia esfuerzos adicionales para identificar y tomar acción contra traficantes mediante el análisis de datos de transferencia electrónica de beneficios, y mediante un aumento del personal de vigilancia y cumplimiento de tiendas con FNS.

Exactitud de la Certificación de Comidas en las Escuelas

Existen pruebas fuertes de que hay más alumnos certificados para recibir comidas gratuitas o de precios reducidos en las escuelas de los que parecen ser elegibles. La tendencia ha empeorado de manera significativa en años recientes. La información más reciente muestra que, en 1999, había aproximadamente 27 por ciento más niños con certificación para recibir comidas gratuitas o de precios reducidos de lo que los datos del análisis mostraban como elegibles. Aunque el costo de esos errores no está claro, FNS está firmemente comprometido a mejorar la integridad del programa sin sobrecargar a las escuelas ni poner en riesgo el acceso de niños elegibles al programa. Estamos realizando una prueba piloto de posibles cambios a la política para mejorar el proceso de certificación. Este asunto es complicado porque los datos de certificación se utilizan para distribuir miles de millones de dólares en ayuda educativa, fondos para telecomunicaciones y otro financiamiento. Desafortunadamente, esto ha creado un incentivo no intencional de aumentar las certificaciones, lo que ha tenido como resultado que algunas escuelas permitan que alumnos no elegibles se inscriban en el programa. Tenemos que colaborar con la comunidad educativa y otras comunidades afectadas para desarrollar una solución. Nuestra solicitud financia estos esfuerzos, así como controles adicionales del funcionamiento de los programas estatales y locales en esta área.

Integridad del Cuidado Infantil

La integridad del Programa de Atención Alimenticia para Niños y Adultos ha sido un foco de preocupación y acción durante varios años. FNS ha intensificado sus evaluaciones administrativas a nivel estatal y local, ha desarrollado y capacitado a personal programático en procedimientos administrativos mejorados y ha desarrollado propuestas legislativas para fortalecer la administración del programa. A pesar de estos esfuerzos, se necesitan recursos adicionales para lograr mejoras duraderas en la integridad del cuidado infantil y nuestra solicitud financia pequeños aumentos en esta área.

La integridad del programa es fundamental para las responsabilidades administrativas del Departamento. Igualmente importante es fundamental para el éxito de los programas mismos, puesto que los fondos perdidos o mal utilizados debido a mala integridad representan oportunidades perdidas por el programa para prestar mejor servicio a las personas verdaderamente necesitadas. Yo sé que ustedes comparten mi compromiso con la integridad del programa y espero colaborar con ustedes en esta importante área.

Ahora repasaré brevemente los componentes programáticos más generales de nuestra solicitud.

Programa de Cupones para Alimentos

El presupuesto del Presidente solicita $26.2 mil millones para el Programa de Cupones para Alimentos, suficiente para prestar servicios a 20.6 millones de personas cada mes. Según indiqué anteriormente, proponemos mantener la reserva de beneficios de $2 mil millones que se asignó el año pasado. Nuestra solicitud también contiene un número de propuestas de cambios legislativos, diseñadas para impulsar las metas del programa simplificando las reglas, mejorando el trabajo de apoyo, fortaleciendo la red de seguridad nutricional y mejorando la responsabilidad. Estas propuestas tienen un costo neto de $29 millones en el año fiscal 2003 y $4.2 mil millones durante diez años.

Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Bebés y Niños (WIC)

Según indiqué anteriormente, el presupuesto del Presidente incluye $4.8 mil millones para WIC en el año fiscal 2003, incluyendo un fondo para contingencias de $150 millones. No incluye fondos para el Programa Nutricional de Mercado de Granjeros de WIC.

Programas de Nutrición para Niños

El presupuesto solicita $10.6 mil millones para Programa de Nutrición para Niños, los cuales continúan brindando millones de comidas nutritivas a todos los niños en las escuelas y en entornos de cuidado infantil todos los días. Los aumentos presupuestarios para estos programas se deben a las condiciones económicas que han aumentado la necesidad de ayuda, los aumentos en las inscripciones escolares y los incrementos en las tarifas de pago para cubrir la inflación.

Programa de Asistencia Alimenticia de Emergencia (TEFAP)

El presupuesto solicita $50 millones para los costos de almacenaje y distribución de los estados y $100 millones para la compra de alimentos para este importante programa. Proyectamos que el actual volumen alto de excedente de alimentos básicos seguirá estando disponible para TEFAP en el año fiscal 2003. Esos donativos triplican la cantidad de alimentos básicos que compramos con los fondos asignados. Además de los $100 millones disponibles en la cuenta de cupones para alimentos, estamos solicitando $50 millones en fondos para cubrir los costos de almacenaje y distribución de los estados para el año fiscal 2003, la cantidad máxima autorizada.

Programa Suplementario de Alimentos Básicos (CSFP)

El presupuesto solicita $95.0 millones para CSFP, que también se beneficia de donativos de excedentes para prestar servicios a personas de edad avanzada y mujeres con bebés y niños pequeños. Los fondos solicitados, más los donativos de excedentes y los alimentos básicos actualmente en el inventario serán suficientes para continuar la expansión en los estados que se integraron al programa antes de este año. También permitirá que los seis estados que iniciaron programas recientemente expandan su participación hasta alcanzar el número asignado de casos, incluyendo Dakota del Norte y Sur, Wisconsin, Pennsylvania, Missouri y Washington.

Administración de Programas de Alimentos (FPA)

Solicitamos $155.9 millones para esta cuenta, que incluye un aumento de $7 millones y 58 años de personal en nuestro presupuesto administrativo, lo que financiará las iniciativas de integridad de programas que describí, y también pagará los ajustes de los costos. También solicitamos que los $19 millones asignados anteriormente a otras cuentas sean reasignados a la cuenta de FPA. Esta solicitud de reasignación refleja la iniciativa del presidente de mostrar el costo completo de los servicios de apoyo, costos de jubilación y otros costos indirectos junto con las actividades programáticas financiadas por estos costos.

En resumen, nuestra solicitud establece las prioridades indicadas para garantizar el acceso a los programas federales de asistencia nutricional por los niños y las personas de bajos ingresos que los necesiten, a la vez que se mantiene y se mejora su integridad. Gracias por su atención y me agradaría responder a cualesquiera preguntas que puedan tener.


Regresar Arriba