Servicio de Alimentos y Nutricion
InicioQuienes SomosNoticiasAyudaContactenosIngles

 

 


  

Busque en todo USDA
Consejos de Busqueda
Temas

Alcance Comunitario
Datos y Estadisticas
Administracion Financiera
Formularios
Seguridad de Alimentos
Becas - Asignaciones
Educacion de Nutricion
Reglamentos y Politicas
Investigaciones
Programas y Servicios

 
  Noticias
 
 

DEPARTAMENTO DE AGRICULTURA DE LOS ESTADOS UNIDOS
Alimentos, Nutrición y Servicios al Consumidor

Declaración de Kate J. Houston, Subsecretaria Adjunta
Ante el Comité de Educación y Trabajo de la Cámara de Representantes


4 de marzo de 2008

Buenas tardes Sr. Presidente y miembros del Comité. Soy Kate Houston, Subsecretaria Adjunta de Alimentos, Nutrición y Servicios al Consumidor (FNCS) del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA). Gracias por invitarme a comparecer ante ustedes como parte de la audiencia: Desafíos y Oportunidades para Mejorar la Nutrición Escolar.

La misión del Servicio de Alimentos y Nutrición (FNS) es aumentar el nivel de seguridad alimenticia y reducir el hambre en coordinación con organizaciones colaboradoras, permitiendo que niños y personas de bajos ingresos tengan acceso a alimentos, una alimentación más sana y educación de nutrición de forma tal de apoyar la agricultura en los Estados Unidos e inspirar confianza pública.

Los 15 programas federales de asistencia nutricional del USDA ayudan en forma conjunta a uno de cada cinco estadounidenses en el transcurso de un año. Y como es de conocimiento de este Comité, los programas de comidas escolares, dos de los mayores programas de asistencia nutricional, representan una oportunidad particularmente importante para mejorar la salud y el bienestar de los niños de las escuelas del país. Con más de 101,000 escuelas e instituciones que participan en el Programa Nacional de Almuerzos Escolares y cerca de 84,000 que participan en el Programa de Desayunos Escolares, el USDA está orgulloso de que muchas escuelas en todo el país estén ofreciendo comidas seguras, sanas y nutritivas a más de 31 millones de estudiantes por día escolar.

He sido invitada a esta audiencia a efectos de suministrar al Comité información importante sobre un tema crítico que enfrentan el Departamento, los consumidores y las escuelas: el retiro del mercado de productos de carne de res de la empresa Hallmark/Westland Meat Packing Company (Hallmark/Westland). Así como el Secretario de Agricultura, Ed Schafer, le ha asegurado al público, yo también deseo asegurarles que el suministro de alimentos no es peligroso. Esto incluye los comestibles básicos del USDA disponibles para las escuelas y otros puntos de distribución que participan en nuestros programas de asistencia nutricional.
El 30 de enero de 2008, la Sociedad Protectora de Animales de los Estados Unidos difundió públicamente un video inquietante y perturbador que mostraba el cruel maltrato de ganado. Las imágenes que muestra el video han sido calificadas de “vergonzosas e irresponsables” por el Secretario Schafer. El Departamento se ha comprometido a averiguar qué sucedió en la empresa Hallmark/Westland y a responsabilizar de sus acciones a cualquier persona que haya participado en las infracciones.

Como se ha informado, Hallmark/Westland era uno de los contratistas que suministraba carne molida de res y productos de carne de res al Programa Nacional de Almuerzos Escolares. En total, el Servicio de Mercadeo Agrícola (AMS) del USDA le compró a Hallmark/Westland aproximadamente un 20 por ciento de la provisión de carne molida de res y productos de carne de res como parte de los comestibles básicos del USDA. Aproximadamente el 94 por ciento de esta carne de res, un poco más de 50 millones de libras, se destinó al Programa Nacional de Almuerzos Escolares. Además, algunas escuelas le podrían haber comprado carne a Hallmark/Westland comercialmente.

El mismo día que se hizo público el video, el USDA puso inmediatamente a nuestra disposición las herramientas administrativas y normativas para tomar medidas. Iniciamos investigaciones a través de nuestra Oficina del Inspector General y el Servicio de Inocuidad e Inspección de Alimentos (FSIS) y el AMS. Dichas investigaciones están en curso. Además, implementamos una restricción administrativa en el uso de los productos de Hallmark/Westland adquiridos a partir del 1º de octubre de 2006 y que fueron entregados al programa de almuerzos escolares y a nuestros otros programas de asistencia nutricional.

Durante las últimas cinco semanas y a medida que se dispuso de información, el USDA tomó medidas adicionales con respecto a Hallmark/Westland. Basándose en las pruebas obtenidas mediante la investigación en curso, el FSIS le recomendó a Hallmark/Westland que retirara del mercado todos los productos producidos en la planta a partir del 1º de febrero de 2006 y Hallmark/Westland inició voluntariamente un retiro del mercado de 143 millones de libras de productos frescos y congelados de carne de res.

El USDA recomendó que se tomara esta medida debido a una grave infracción a la normativa del FSIS con respecto a la faena de animales. Por ese motivo, el USDA recomendó que el retiro del mercado sea de Clase 2. Aunque es sumamente improbable que estos animales representen un riesgo para la salud humana, se consideró necesaria la medida de retirar del mercado los productos ya que el establecimiento no cumplió con normativas del FSIS. El USDA solicita que todos aquellos productos afectados por la medida de retiro del mercado, que no se hayan consumido, sean destruidos o considerados no comestibles.

Inmediatamente después de anunciar el retiro de dichos productos del mercado, la Subsecretaria de Alimentos, Nutrición y Servicios al Consumidor, Nancy Montanez Johner, prometió que el Servicio de Alimentos y Nutrición (FNS), junto con los socios del Departamento, haría todo lo posible por ayudar a las agencias estatales y a las escuelas a responder a la medida de retiro del mercado. Además, dejó claro que tanto padres como hijos deben seguir confiando en la seguridad del suministro de alimentos en su totalidad, incluyendo las comidas que se sirven como parte del Programa Nacional de Almuerzos Escolares.

En el Departamento de Agricultura tomamos muy en serio esta medida de retiro del mercado. Es el mayor retiro del mercado de carne de res en la historia de los EE.UU. y su impacto es de un alcance sumamente amplio. Ha afectado a programas de asistencia nutricional en 45 estados y en el Distrito de Columbia. Aún no conocemos el número total de escuelas afectadas. Aunque gestionar un retiro del mercado de esta proporción presenta muchos desafíos, el FNS, junto con los socios del Departamento, ha tomado una serie de medidas para mantener líneas transparentes de comunicación con los estados y los programas locales, y para minimizar inconvenientes en las operaciones de los servicios de comidas escolares.

Una comunicación constante es esencial para realizar eficazmente un retiro del mercado de esta magnitud. Desde que el USDA tomó la decisión de suspender los contratos con Hallmark/Westland, el FNS ha utilizado todos los canales disponibles para brindar una comunicación constante con las agencias estatales, los funcionarios escolares y otras principales partes interesadas.

El USDA emplea un Sistema de Alerta Rápida (RAS), una herramienta automatizada en línea para comunicar información urgente a los destinatarios de comestibles básicos del USDA. Esta herramienta permite que los colaboradores de las agencias estatales reciban información de inmediato a través de varios medios, incluyendo teléfono celular, correo electrónico o fax. El sistema usa las herramientas de comunicación de manera secuencial hasta que el destinatario acusa recibo del mensaje, lo cual confirma al USDA que todas las partes afectadas han sido notificadas.

EL FNS activó el RAS inmediatamente luego de la restricción administrativa del 30 de enero de 2008 y proporcionó la información necesaria para que los estados y las Organizaciones de Tribus Indígenas (ITO) localizaran el producto y suspendieran su uso hasta nuevo aviso. Se envió una notificación de seguimiento a todos los estados y todas las ITO acerca de la suspensión del producto.

Cuando el FSIS anunció el retiro del mercado el 17 de febrero de 2008, se siguieron los mismos procedimientos. Se emitieron notificaciones a través del RAS y correo electrónico los días 17, 19 y 26 de febrero a fin de anunciar productos adicionales a medida que continuaban las investigaciones de localización hacia adelante y hacia atrás.

Además, el FNS trabajó en colaboración con el Departamento de Educación de los EE.UU. para transmitir la información sobre el retiro del mercado a funcionarios escolares en todos los distritos escolares del país. El FNS ha desarrollado y difundido información para públicos específicos, incluyendo agencias estatales, funcionarios escolares y padres. Las escuelas recibieron instrucciones detalladas y específicas para cada estado por parte de las agencias de distribución estatal a fin de destruir apropiadamente del producto de acuerdo con los requisitos de agencias sanitarias locales. Se desarrollaron puntos de discusión que se entregaron a las escuelas para que los utilizaran al comunicar la información sobre la medida de retiro del mercado a aquellos padres preocupados.

Las organizaciones con intereses en el FNS también han constituido una inestimable fuente de difusión de información crítica referente al retiro del mercado. Durante las últimas semanas, el FNS se puso en contacto con numerosas organizaciones, incluidas la Asociación de Nutrición Escolar, la Asociación Estadounidense de Distribución de Comestibles Básicos, la Asociación Nacional de Directores de Escuelas Primarias y Secundarias, y la Asociación Nacional de Consejos Escolares. Todas aceptaron brindar ayuda y les estamos muy agradecidos.
Para garantizar aún más que los profesionales de servicios de alimentos escolares estuvieran completamente informados, el FNS publicó información sobre el retiro del mercado en su página web sobre seguridad de los alimentos y utilizó el servidor automático de listas de correo “Meal Talk” para notificarles la disponibilidad de dicha información. Personal especializado de las siete oficinas regionales del FNS se encuentra de guardia para proporcionar asistencia técnica continua a los estados y las escuelas.

El USDA ha estado colaborando activamente con los estados y los operadores de programas locales para localizar el producto afectado tan rápido como sea posible. Hoy puedo informar que se han hecho progresos significativos. A sólo horas de la decisión del USDA de suspender los contratos con Hallmark/Westland el 30 de enero, el FNS identificó qué agencias estatales habían pedido productos de carne de res de Hallmark/Westland y las cantidades correspondientes. La distribución y el uso de estos productos fue inmediatamente suspendida y, desde se momento, no han estado disponibles en escuelas ni en otros programas de asistencia nutricional.
El FNS recaba información proveniente de los estados de manera activa a fin de determinar la situación de la carne de res afectada que ha sido consumida o está siendo destruida. Los estados han respondido muy bien y casi el 90 por ciento de la carne de res afectada ha sido localizado. Los estados continúan enviando informes diarios a medida que reciben información adicional por parte de las autoridades locales a cargo de programas de alimentos escolares. La respuesta de los estados refleja la eficacia del sistema RAS y las relaciones positivas que hemos desarrollado con los funcionarios estatales y las organizaciones interesadas. Al 29 de febrero, trece estados habían completado sus informes respecto de la situación del producto afectado; los demás 32 estados afectados y el Distrito de Columbia continúan con sus informes y les falta poco para terminar. Seguimos trabajando con los estados a fin de dar cuenta completamente de todos los productos afectados producidos a partir del 1º de febrero de 2006.

Existen algunos desafíos en la identificación de todos los productos afectados que forman parte de los programas de asistencia nutricional y estos desafíos pueden atrasar la finalización de este proceso. Por ejemplo, el USDA debe depender de los estados para recibir la información sobre la distribución de la carne luego de que el USDA la entregara a los clientes estatales, y en la mayoría de los casos, los estados dependen de las escuelas para recibir información. Las escuelas locales todavía tienen que completar sus informes a los estados con respecto a la situación del producto afectado por el retiro del mercado de productos producidos a partir del 1º de febrero de 2006.

Por otra parte, el sistema de distribución de comestibles básicos es complejo. Cerca del 60 por ciento de los productos de Westland adquirido para las escuelas pasó a manos de otros procesadores para convertir la carne molida de res en productos de valor agregado, como albóndigas o hamburguesas. A menudo, se mezcla la carne con otros productos. Aunque la identidad del producto no se pierde, esto agrega un nivel de complejidad al proceso de localización e informes.

Por último, cuando un producto llega al distribuidor o al depósito estatal, no se lo clasifica según el fabricante, sino según el tipo de producto, como por ejemplo, carne de res para tacos. En el mismo depósito, puede haber varios productos de un mismo tipo provenientes de fabricantes diferentes. Por lo tanto, cuando se retira del mercado un producto, los distribuidores y depósitos deben contactarse con cada una de las escuelas que recibió un tipo específico de producto y proporcionar información identificatoria, incluyendo números de lotes del producto que se retira del mercado para que las escuelas usen cuando busquen el producto en sus sistemas. Como ustedes podrán comprender, completar todas estas actividades lleva tiempo.

Mientras el proceso de localización de todos los productos afectados continúa, el FNS y el AMS trabajan para sustituir lo antes posible los productos en las escuelas con el propósito de minimizar inconvenientes en las operaciones de los servicios de comidas escolares. Estamos trabajando con los estados y procesadores adicionales a fin de priorizar los envíos a los destinos más necesitados, y estamos trabajando con las escuelas para determinar el grado de necesidad de sustitución de los productos durante el resto del año escolar. Puesto que nos aproximamos rápidamente al final del año escolar, el USDA está ofreciendo a las escuelas la opción de sustituir los productos o de recibir crédito a su favor en sus cuentas de asistencia para comestibles básicos que estará disponible para el próximo año escolar.

Sr. Presidente, ésta es la información más actualizada que puedo ofrecer hoy sobre el retiro de los productos del mercado. Durante las últimas semanas, personal del USDA ha tenido varias reuniones informativas con personal de la Cámara de Representantes, y dado que nuestros esfuerzos continúan, me complacerá proporcionarle novedades al Comité a medida que dispongamos de nueva información.

También quisiera aprovechar esta oportunidad para compartir una visión más amplia sobre las actividades del FNS a fin de garantizar la seguridad de los alimentos escolares y para mencionar brevemente la gran cantidad de otras actividades importantes que se llevan a cabo en la Agencia a efectos de mejorar la calidad de las comidas, la participación y la integridad de los programas.

Existen muchos controles que nos permiten tener confianza diaria en la seguridad de las comidas que se sirven en las escuelas y las comidas escolares son de probada seguridad. Las medidas del Congreso y el USDA han sido de fundamental importancia en el desarrollo de un sólido sistema de seguridad de alimentos escolares, que mejoró aún más con la aprobación de la Ley de Reautorización de Nutrición Infantil y del Programa WIC de 2004. Los mecanismos y recursos que el Congreso proporciona nos han permitido desarrollar antecedentes sólidos y exitosos en cuanto a la seguridad de los alimentos escolares.

A fin de poner en práctica las disposiciones de la Ley sobre seguridad de alimentos, el USDA emitió las “Directrices para Autoridades a Cargo de Programas de Alimentos Escolares: Desarrollo de un Programa de Seguridad de Alimentos Escolares Fundado en el Enfoque Basado en Procesos a los Principios del HACCP”, que se distribuyeron a todas las autoridades a cargo de programas de alimentos escolares en el verano de 2005. El enfoque basado en procesos a los principios del HACCP (Análisis de Riesgos y Puntos Críticos de Control) es un sistema de gestión de seguridad de alimentos que se centra en el control de riesgos biológicos, químicos o físicos en los alimentos mediante la inspección de cada uno de los pasos de los procesos de preparación de alimentos.

Mediante un programa de seguridad de alimentos basado en el HACCP, las escuelas pueden identificar riesgos alimenticios potenciales, identificar puntos críticos donde los riesgos pueden ser controlados o minimizados y desarrollar procedimientos de control para determinar si los riesgos identificados están eficazmente controlados.

Las Directrices del HACCP se desarrollaron con los aportes de varias partes interesadas, incluyendo representantes del FSIS, la Administración de Drogas y Alimentos, el Instituto Nacional de Administración de Servicios de Alimentos, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, la Asociación de Nutrición Escolar, la Asociación Nacional de Salud Ambiental, agencias estatales y locales de salud pública y agencias estatales y locales de educación, incluyendo a directores de servicios de alimentos escolares.

La Ley de Reautorización de Nutrición Infantil y del Programa WIC de 2004 también aumentó el requisito existente de inspección de seguridad de los alimentos de uno a dos por año. Estas inspecciones sanitarias deben ser llevadas a cabo por agencias gubernamentales estatales y locales responsables de las inspecciones de seguridad de los alimentos. El Departamento proporciona educación continua sobre seguridad de alimentos a los distritos escolares e iniciativas de alcance comunitario a las partes interesadas del programa mediante la realización de presentaciones en todo el país para informar a los funcionarios sanitarios y escolares a nivel estatal y local sobre los requisitos de inspección de seguridad de los alimentos.

Además de nuestro trabajo continuo para garantizar la seguridad de las comidas escolares, el FNS se dedica a varias actividades que respaldan, fomentan y promueven los esfuerzos para mejorar la calidad de las comidas escolares y el entorno nutricional en general, de maneras que concuerden con los últimos estudios científicos sobre nutrición y satisfagan las necesidades y circunstancias específicas de cada comunidad.

A fin de que las normas de comidas cumplan con las últimas Guías Alimentarias para los Estadounidenses (DGA), el FNS ha celebrado un contrato con el Instituto de Medicina (IOM) de la Academia Nacional de Ciencias a fin de recomendar patrones de alimentación y requisitos de nutrición actualizados para el Programa Nacional de Almuerzos Escolares y el Programa de Desayunos Escolares. Cuando el IOM concluya con sus recomendaciones, el FNS comenzará el proceso formal de reglamentación para promulgar una norma propuesta que incorpore las recomendaciones del IOM en la mayor medida posible.

Mientras que el IOM trabaja para desarrollar recomendaciones, el FNS alienta a las agencias estatales a proporcionar asistencia técnica a las autoridades a cargo de programas de alimentos escolares a fin de que puedan comenzar a implementar las recomendaciones pertinentes de las DGA 2005 en los requisitos de patrones de alimentación y las normas de nutrición actuales. Esta primavera, el FNS emitirá directrices actualizadas sobre patrones de alimentación escolar y una serie de hojas de datos sobre nutrición a fin de ayudar a profesionales de servicios de comidas y planificadores de menús a poner en práctica las DGA 2005.

Además, el FNS ha lanzado una iniciativa dinámica y activa para mejorar la calidad nutricional de su programa de comestibles básicos. Las escuelas que participan en el NSLP actualmente tienen acceso a la más amplia variedad de alimentos básicos sanos y saludables de la historia. Durante las últimas dos décadas, hemos trabajado para reducir los niveles de grasas, sodio y azúcar. En la actualidad, las escuelas cuentan con más de 180 opciones de productos de calidad, incluyendo granos integrales y alimentos de bajo contenido graso. EL FNS también sigue promoviendo el Desafío Escolar HealthierUS y respaldando la implementación de políticas locales de bienestar como parte de su amplia estrategia para reducir la obesidad y mejorar la salud nutricional y el bienestar de los niños. A fin de garantizar un sólido futuro para los Programas Nacionales de Almuerzos y Desayunos Escolares, el FNS trabaja arduamente para mejorar la participación en el programa entre los niños de todos los niveles de ingresos, y trabaja con las escuelas para fortalecer la integridad del programa ayudándolas a mejorar la precisión del conteo y la reclamación de comidas. En especial, el FNS concentra sus esfuerzos en mejorar la participación en el Programa de Desayunos Escolares, donde existe una disparidad significativa entre la participación diaria promedio en el Programa de Desayunos Escolares y el Programa Nacional de Almuerzos Escolares.

Aunque todos reconocemos que es importante proporcionar comidas nutritivas en un entorno nutricional escolar saludable, los estudiantes representan una población particularmente vulnerable, y ante todo, el USDA, junto con sus socios a nivel federal, estatal y local, tiene la responsabilidad de garantizar que las comidas escolares sean seguras.
Estamos orgullosos de todos nuestros esfuerzos para garantizar la seguridad y mejorar la calidad de las comidas escolares. Muchos de estos esfuerzos no podrían haber sido posibles sin la Asociación de Nutrición Escolar y los profesionales de servicios de alimentos escolares que brindan lo mejor de sí a fin de ofrecer comidas nutritivas en nuestras escuelas todos los días.
Puesto que celebramos la Semana Nacional de Desayunos Escolares, quisiera concluir agradeciéndoles al Congreso y a la comunidad de servicios de alimentos escolares su compromiso diario con los Programas Nacionales de Almuerzos y Desayunos Escolares.
Gracias por brindarme la oportunidad de compartir con ustedes el trabajo que realiza el USDA.
 

Última actualización:  01/25/2012